Según un portavoz militar, unidades del Ejército yemenita y del movimiento popular Ansar Allah atacaron una base utilizada por la coalición saudita para entrenar a mercenarios en el área de Al-Solh, en el suroeste del reino árabe y cerca de la frontera con Yemen.

El Pentágono confirmó este lunes que su misil de crucero alcanzó con éxito su objetivo tras cubrir una distancia de más de 500 kilómetros.

La titular germana hizo los comentarios después de una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores de Jordania, Ayman Safadi, en Ammán, donde dijo que la solución de dos estados representa una buena base para que palestinos e israelíes vivan juntos.

En conferencia de prensa, Omar sugirió que el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro Benjamín Netanyahu estaban trabajando para evitar que los legisladores cumplan con sus deberes de supervisión.

La visita se produjo en respuesta a una reciente invitación del presidente de Chad, Idriss Déby.

Abdulkarim Omar, portavoz de las autoridades kurdas en Siria, dijo a la Deutsche Presse-Agentur (DPA) de Alemania que los niños incluían “tres huérfanos, un niño y dos niñas, y una bebé enferma de seis meses”, y agregó que vivían en el campamento de Al-Hol en el noreste de Siria.

El comandante de la Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el contralmirante Ali Reza Tangsiri, criticó el plan estadounidense, apoyado por el Reino Unido, presuntamente a garantizar “la seguridad” de la navegación en la zona.

El rey Hamad bin Isa Al Khalifa adelantó esa decisión durante una entrevista con el jefe del Comando Central de Estados Unidos, general Kenneth McKenzie.

La confirmación la dio el propio Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que fue retuiteada por la oficina del organismo en Kinshasa.

A 83 años de su fallecimiento a manos de criminales, su legado sigue vivo en el pueblo que lo recuerda.