El fuego que iluminará los Juegos Olímpicos Río 2016 llegó hoy a este estado del sureste de Brasil para emprender la marcha final hacia el mítico estadio Maracaná, donde arderá el ya cercano 5 de agosto.

Su nombre es Dakshayani, tiene ya 86 años, y está al ser inscrito inscribir en el libro de Récord Guinness como el elefante asiático más viejo del mundo que sobrevive en cautiverio.