Opinión - Artículos

Ahora, cuando demócratas y republicanos apenas comienzan la carrera hacia 2020 por el “trono” en la Casa Blanca, las butacas de un tercio del Senado de 100 miembros y los 435 asientos de la Cámara de Representantes, el tema del dinero en las elecciones estadounidenses comienza a emerger entre cuestionamientos.

Aunque la derecha insista en hablar de un país quebrado, aquí las fiestas por el cruce de Año no han terminado totalmente. Siempre se extienden y ahora con más causa.

El más peligroso de los métodos utilizados para manejar las crisis políticas que enfrentaron los árabes desde el ocaso del surgimiento nacional posterior a la victoria de octubre del 73, siendo esta victoria testimonio de la fuerza activa sobre el terreno emanada de la convergencia árabe, para no decir de la unidad de los árabes… digo que uno de los métodos más peligroso, es estar dispuestos a saltar sobre la realidad relacionada con la seguridad nacional árabe, una seguridad arraigada en las realidad geográfica y en los factores históricos… siendo este el marco que contiene y limita todas las transformaciones históricas y las modera por medio de criterios que pueden limitar o ampliar pero no salir de este marco.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no se cansa de repetir que “no ha hecho nada malo”, algo así como salir delante ante acusaciones y un probable juicio político que lo obligue a abandonar la Casa Blanca por la puerta trasera.

El Líbano: La huelga de la Federación General de Trabajadores busca proteger intereses de fuerzas gubernamentales y robarle la iniciativa al pueblo‏

El talibán, sigue aprovechando a fondo la desconcertante política norteamericana respecto a Afganistán y más allá de las cumbres que ha mantenido con autoridades norteamérica, rusas e iraníes, sigue golpeando en caliente y afianzándose en sus posiciones no solo políticas sino y fundamentalmente, militares.

Después de la gran presión en el interior de su país y de sus aliados para cambiar su decisión de retirar las tropas norteamericanas de Siria, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se vio obligado a reconocer públicamente la derrota en la nación árabe, aunque le achacó la responsabilidad del fiasco a su predecesor, Barack Obama.

A casi ocho años de una guerra impuesta, Siria demuestra una constancia efectiva en el positivo balance de las ofensivas militares y diplomática.

Periódicos israelíes publicaron un informe , en el que 22 ciudadanos estadounidenses presentaron una demanda contra Hizbullah en una corte federal de Brooklyn.