Al Mayadeen Español

Según el medio estadounidense, la reducción masiva de las ambiciones del príncipe heredero (venta de acciones de Saudi Aramco) es el resultado directo de la caída de la confianza internacional en su régimen desde el asesinato el 2 de octubre del año pasado del periodista y colaborador del Post Jamal Khashoggi.

Las consecuencias del asesinato de Khashoggi fueron inesperadas, pero la vasta red de relaciones públicas del príncipe heredero ya estaba en pie de guerra cuando estalló el escándalo.

La casi total falta de transparencia en torno al juicio, la falta de acceso público a las audiencias y la acusación de que algunos de los asesinos de Khashoggi gozan de libertad de facto no satisfacen las expectativas de la comunidad internacional y empañan la imagen de Arabia Saudita, algo que Turquía, como su amigo y aliado, no desea, escribió Erdogan en The Washington Post

Condena a Arabia Saudita en el Consejo Internacional de Derechos Humanos, y su representante deja la sala antes de leer la declaración.

La red social Twitter también cerró cuatro mil 258 cuentas de EAU, especializadas en los archivos de Qatar y Yemen.

Nueva información y confesiones del equipo de ejecución de Khashoggi, y el periódico turco al Sabah decide publicarlas por primera vez sin una previa introducción, describiéndolas como aterradoras.

Newsmax informó que el cierre de la fundación se produce en medio de una creciente crítica a la influencia de Arabia Saudita en las políticas de Estados Unidos tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Sin embargo, al mismo tiempo que Arabia cesa sus operaciones, hay una demanda presentada por Ola Salem contra Shihabi, por acaso sexual, entre otras alegaciones.

En su informe y después de seis meses de recopilación de pruebas e investigaciones, Agnes Callamard concluye que “que existen pruebas creíbles que requieren de una investigación con altos funcionarios en Arabia Saudita, entre ellos el príncipe heredero Mohammad Bin Salman”; se refiere a un crimen cometido por el estado saudita y que exige una investigación internacional y una de parte de los cuerpos de inteligencia de Estados Unidos, que estaban al tanto del intento de secuestro de Jamal Khashoggi.

“El presidente Trump dijo que esto se resolvería (…) Pero siete u ocho meses después vemos que no se ha hecho nada”, lamentó Hatice Cengiz, la novia turca de Khashoggi, asesinado el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudita en la ciudad de Estambul.

De acuerdo con un alto funcionario turco, citado por Reuters, los dos agentes de inteligencia confesaron haber espiado a ciudadanos árabes en favor de Emiratos Árabes Unidos.

El diario estadounidense The Washington Post reveló el 1 de abril que Arabia Saudita ofreció a cada uno de los hijos de Khashoggi casas por valor de un millón de dólares y pagos mensuales de 10 mil dólares para mantenerse callados y evitar críticas de parte de la familia del periodista asesinado.

El anuncio del secretario de Estado Mike Pompeo, se produjo por la presión del Congreso sobre la administración del presidente Donald Trump para castigar a los involucrados en el asesinato de Khashoggi, ocurrido el 2 de octubre del pasado año en el consulado saudita en la ciudad turca de Estambul.

Según reportes del diario estadounidense The Washington Post, el reino árabe entregó, a cada uno, casas con valor de un millón de dólares y pagos mensuales de 10 mil dólares como compensación a los hijos de Jamal Khashoggi, por el asesinato de su padre, acaecido el pasado octubre en el consulado saudita en la ciudad turca de Estambul.

Las autoridades sauditas “mintieron” sobre el asesinato de Jamal Khashoggi, asevera un legislador estadounidense El congresista Gerald Connolly que cuestiona los nexos entre Washington y Riad.

The New York Times publica un informe de inteligencia sobre la implementación de un grupo secreto creado por el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, para silenciar sus oponentes. El grupo realizó una docena de operaciones especiales y se estableció un año antes del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El reino rechaza llamamientos para internacionalizar el proceso por considerarlo injerencia en sus asuntos internos.

Varios medios y analistas estimaron esta acción como muestra del interés de legisladores demócratas y republicanos en castigar a Riad por su papel en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

“Las pruebas recogidas en el transcurso de mi misión en Turquía demuestran (...) que Khashoggi fue víctima de un asesinato brutal y premeditado, planificado y perpetrado por representantes del Estado de Arabia Saudita”, afirmó la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnés Callamard.

El presidente de Turquía dijo "la zona segura en el norte de Siria debe estar bajo control turco para que Turquía pueda brindar seguridad". Señaló que Ankara no confía en la Coalición Internacional.

“Hemos avisado tarde a las autoridades sauditas de la investigación en el consulado. Hace falta darles un poco más de tiempo para que evalúen nuestra solicitud. Queremos un permiso de las autoridades para entrar al interior”, dijo Callamard a la agencia turca Anadolu.

Cargar Más