Al Mayadeen Español

Por medio de su cuenta en la red social Twitter, el mandatario señaló que el principal objetivo de Estados Unidos al aplicarla es asfixiar económicamente a la mayor de las Antillas, "atacar a la soberanía de terceros países, y destruir a la Revolución cubana".

El día 17, a media mañana en breve ceremonia, apenas unos minutos, en la capital, el Secretario de Estado Mike Pompeo hizo saber que aplicarán completamente el Título III de la Ley Helms-Burton.

El Gobierno de Donald Trump anunció la entrada en vigor del Título III de la ley Helms-Burton a partir del 2 de mayo para endurecer el embargo a Cuba.

"La medida puede afectar a empresas extranjeras que hacen negocios en y con Cuba, por lo que el Gobierno de México protegerá a las empresas mexicanas que hacen o tienen interés en hacer negocios con Cuba y que pudieran ser afectadas", reza el informe de la Cancillería.

Desde que comenzó este año el Departamento de Estado norteamericano ha emitido varios anuncios sobre la suspensión parcial de la aplicación de algunos aspectos de un capítulo de la llamada Ley Helms-Burton. Lo ha hecho con el estilo tramposo, fraudulento, característico de los actuales gobernantes, con la clara intención de crear incertidumbre y confusión, propósito para el cual cuentan, como es habitual, con los medios que se supone debían dedicarse a informar.

Pompeo anunció que EE.UU. pospondrá por dos semanas más la decisión de la aplicación completa de la Ley Helms-Burton, o sea la suspensión que expiraba el 17 de abril, ahora toma la etapa del día 18 de este mes hasta el primero de mayo

Ante la inacción de las Naciones Unidas y la complicidad de los gobiernos de los países europeos, serviles hasta el hartazgo con el Nerón estadounidense -capaz de incendiar un continente con tal de favorecer a sus amigos, aliados y las megacorporaciones de su país- es el deber de la hora organizar una contraofensiva para desbaratar esta nueva arremetida imperial.

En su cuenta de la red social Twitter, el canciller Bruno Rodríguez condenó la medida del Departamento de Estado contra compañías cubanas sancionadas arbitrariamente por la actual administración en la Casa Blanca, la cual calificó de inaceptable amenaza al mundo.

Según precisa el texto, el 16 de enero de 2019, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció la decisión de suspender sólo por 45 días la aplicación del título III de la Ley Helms-Burton.

Cargar Más