Opinión

Un conflicto entre el eje de Turquía - Qatar y el eje de Egipto - Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos por obtener influencia en el norte de África.

Cada vez que el ataque económico del imperio recrudece contra Venezuela, muchas miradas se dirigen, a manera de consulta, hacia la economista Pascualina Curcio, una de las mejores analistas de lo que ocurre en ese aspecto en el país caribeño. Con una buena cantidad de libros ya publicados y reconocida como alguien que escribe de temas económicos con fluidez y claridad, Pascualina ha venido dando pautas propositivas sobre cómo enfrentar a quienes quieren destruir Venezuela Bolivariana generando ataques a la divisa, produciendo desabastecimiento y monitoreando, como ocurre en la actualidad, un bloque criminal.

Mientras era extraído a la fuerza de la embajada ecuatoriana en Londres Julian Assange portaba en sus manos un libro de Gore Vidal. No se trataba de un libro “escrito” por Vidal, sino de una compilación de entrevistas en que el autor de novelas como Burr denuncia con su característico sarcasmo el funcionamiento de lo que denominó “los Estados Unidos de Amnesia”.

Entrevista realizada por los investigadores sociales, Fernando Luis Rojas y Carolina García Salas; a Iroel Sánchez Espinosa (Santa Clara, 1964), graduado de Ingeniería Informática por la Universidad Tecnológica de La Habana (CUJAE), quien fuera director de la Casa Editora Abril y presidente del Instituto Cubano del Libro, creador y coordinador de la Enciclopedia Colaborativa Cubana EcuRed y editor del blog La Pupila Insomne. Actualmente dirige el programa de televisión La Pupila Asombrada, y trabaja en el Ministerio de Comunicaciones. La entrevista forma parte de la serie “¿Qué socialismo?” publicada en el sitio web de la revista Temas.

A pocos días de la caída de Abdelaziz Bouteflika en Argelia (Ver: Argelia: El otoño del patriarca) otro “extraño” remezón hace caer al dictador sudanés Omar al-Bashir, tras 30 años en el poder, al que llegó tras un golpe militar en 1989, aunque tras “democratizarse” se impondría en las elecciones de 1996, con más del 75% de los votos, en 2000 con el 85%; en 2005, una modificación constitucional lo obligaría a evitar el engorroso trámite; en 2010 alcanzaría un modesto 68%, pero lograría reponerse en 2015, alcanzando un 94%, aunque será un arcano si podría triunfar en las de 2020, en las que ya había anunciado que competiría.

Cuando apenas era un aspirante a llegar a la Casa Blanca, Donald Trump logró eludir la práctica tradicional de revelar sus devoluciones de impuestos al fisco estadounidense, ese temido “señor” que vigila si el contribuyente le está robando.

Desde que comenzó este año el Departamento de Estado norteamericano ha emitido varios anuncios sobre la suspensión parcial de la aplicación de algunos aspectos de un capítulo de la llamada Ley Helms-Burton. Lo ha hecho con el estilo tramposo, fraudulento, característico de los actuales gobernantes, con la clara intención de crear incertidumbre y confusión, propósito para el cual cuentan, como es habitual, con los medios que se supone debían dedicarse a informar.

El odio de Trump hacia los latinoamericanos es suficientemente conocido, incluso por los letrados y refinados presidentes derechistas de la zona, quienes con flema inglesa han soportado desplantes, insultos y hasta han intentado hacer creer que uno de nuestros pabellones convive sumiso dentro de las barras y las estrellas del imperio. ¡Que fiasco aquel el de Piñera!

A pesar de los esfuerzos de un creciente grupo de actores de seguridad que responden a los conflictos en Malí, la inseguridad está aumentando y extendiéndose a través de fronteras porosas en toda la región del Sahel.