Martha Isabel Andrés Román

Corresponsal jefa de Prensa Latina en Estados Unidos.

Trump en el G20: de las negociaciones con China a las polémicas

Entre las diferentes reuniones bilaterales incluidas en la agenda del mandatario durante la cita de dos días la que más expectativas despertaba era la que tuvo este sábado con su homólogo chino, Xi Jinping, en medio de una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

Foto G20
Foto G20

El reinicio de negociaciones comerciales con China sobresale hoy como el principal resultado del presidente estadounidense, Donald Trump, en la Cumbre del G20 en Japón, donde tuvo varios encuentros y volvió a verse envuelto en polémicas.
Entre las diferentes reuniones bilaterales incluidas en la agenda del mandatario durante la cita de dos días la que más expectativas despertaba era la que tuvo este sábado con su homólogo chino, Xi Jinping, en medio de una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.
Las partes llegaron al encuentro de esta jornada después de que en mayo pasado las conversaciones para alcanzar un pacto comercial sufrieron un revés, cuando Beijing estuvo en desacuerdo con puntos del texto y Trump respondió con una subida de aranceles y la amenaza de imponer nuevos.
Discutimos muchas cosas, y estamos de nuevo en el camino de las conversaciones comerciales, declaró el jefe de la Casa Blanca tras el encuentro de hoy con Xi, y anunció que no aplicará nuevas tarifas mientras continúen las negociaciones.
En una movida inesperada, también dio marcha atrás a una prohibición que impedía las ventas de equipos estadounidenses al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, blanco de arremetidas de Washington en lo que, según diversas fuentes, es un intento por frenar el avance de China en la tecnología 5G.
De acuerdo con Trump, Beijing, por su parte, se comprometió a comprar grandes cantidades de productos agrícolas de compañías norteamericanas, pero no ofreció detalles al respecto y los funcionarios chinos no confirmaron haber hecho esa oferta.
Trump expresó la esperanza de que las medidas conduzcan a un gran acuerdo comercial, aunque medios de su país advirtieron que siguen existiendo problemas importantes y no está claro si una distensión a largo plazo está al alcance.
En la Cumbre del G20, además, se ratificó que el presidente de Estados Unidos está aislado en su controversial postura sobre el cambio climático, un fenómeno al que llegó a calificar de engaño alguna vez y del cual duda que esté provocado por la actividad humana.
La declaración final de la Cumbre pidió "unir esfuerzos para cooperar en la lucha contra el cambio climático, con financiación pública y privada", pero recordó que Washington se retiró del Acuerdo de París destinado a combatir ese fenómeno.
Más allá del encuentro con Xi y la participación en las sesiones del foro, Trump conversó con otros líderes mundiales como el presidente de Rusia, Vladimir Putin, la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, el primer ministro de la India, Narendra Modi, y el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.
En su reunión con Putin, el mandatario norteamericano realizó dos comentarios que provocaron controversia en Estados Unidos, el primero de ellos cuando, presionado por reporteros, le dijo al presidente ruso que no se inmiscuya en las elecciones norteamericanas.
La presunta interferencia rusa en los comicios de 2016, continuamente negada por Moscú, ha marcado la administración Trump desde el comienzo, y los demócratas arremetieron contra el jefe de la Casa Blanca por lo que medios locales calificaron como una amonestación aparentemente alegre sobre el tema.
"El presidente Trump está bromeando con Putin acerca de interferir en nuestras elecciones, pero la broma es sobre nosotros", escribió en Twitter el líder de la minoría en el Senado, Charles Schumer, quien consideró que el gobernante 'básicamente le está dando luz verde' a Rusia para interferir en los comicios de 2020.
Otro punto de controversia fue que, de acuerdo con reportes de prensa, en esa cita con su par ruso Trump dijo: "desháganse de ellos", en referencia a los periodistas que estaban saliendo de la sala, y volvió a celebrar un término muy usado por él, el de "noticias falsas".
Legisladores de Maryland reaccionaron negativamente a esas palabras de Trump, por haber sido pronunciadas precisamente el día en que se cumplió el primer aniversario del tiroteo masivo en el diario Capital Gazette de ese estado, en el que perdieron la vida cinco personas.
¿En lugar de tomar medidas para combatir la epidemia de violencia con armas de fuego en los Estados Unidos, está bromeando con Putin para deshacerse de los periodistas? Despreciable, escribió el senador Chris Van Hollen.
También provocó críticas por su encuentro con el príncipe saudita, en momentos en los que muchos miembros del Congreso buscan disminuir el apoyo militar a ese país y cuestionan la cercanía de la administración con Riad, debido a su papel en la guerra en Yemen y el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.
La presencia de Trump en Asia concluirá este domingo con una visita a Corea del Sur, sobre la cual se incrementó la atención después de que ayer instó en Twitter al líder norcoreano, Kim Jong-un, a reunirse en la Zona Desmilitarizada en la frontera entre las dos Coreas.