Dr. Jamal Wakim

Profesor de Historia y de Relaciones Internacionales de la Universidad Libanesa.

¿Fin del Acuerdo del siglo?

Estados Unidos ha hecho todo lo posible para implementar su llamado “acuerdo del siglo”, un trato cuyo objetivo es liquidar la Causa Palestina, declarar al Estado de (Israel) como un Estado judío y reconocer su ocupación a Cisjordania, Gaza y los Altos del Golán de Siria.

Trump y Netanyahu, su principal aliado en Medio Oriente
Trump y Netanyahu, su principal aliado en Medio Oriente

Estados Unidos ha hecho todo lo posible para implementar su llamado “acuerdo del siglo”, un trato cuyo objetivo es liquidar la Causa Palestina, declarar al Estado de (Israel) como un Estado judío y reconocer su ocupación a Cisjordania, Gaza y los Altos del Golán de Siria.

Entre los pasos que ha dado Washington citamos los siguientes:

-      Ejercer  presión sobre la República Islámica de Irán de manera sin precedentes para que este país deje de apoyar a la Resistencia en Palestina y El Líbano  (Hizbullah), ya que ambas constituyen un obstáculo para dicho “acuerdo del siglo”, cuya aprobación requiere necesariamente un consenso 100% árabe.

-      Para ese fin, Estados Unidos se retiró del Acuerdo Nuclear con Irán y decidió enviar fuerzas militares al Golfo a medida que la retórica guerrerista se intensificó contra el país persa.

-      Con el objetivo de dar una cobertura árabe e islámica a sus pasos, Washington indicó a sus aliados en la región del Golfo organizar tres cumbres: una económica en Bahréin,  otra Islámica en La Meca  y una tercera en la zona del Golfo, con una sola brújula, la de enfrentar una supuesta amenaza iraní y prevenir los ataques de los aliados de Irán contra Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

-      Anteriormente todo esto fue precedido por una gran presión sobre Egipto para que entrar en  entendimientos con (Israel) con el fin de facilitar la implementación  del acuerdo del siglo.

Pero todos estos pasos han quedado sin efecto tras el fracaso del primer ministro israelí designado, Benjamín Netanyahu, en lograr la formación de un nuevo gobierno y su llamado a celebrar nuevas elecciones legislativas algo que fue calificado por los analistas como un hecho que ocurre por primera vez en la historia de la entidad sionista.

Netanyahu no ha logrado convencer al líder de Partido "Israel Nuestra Casa", Avigor Lieberman, que renuncie a su demanda de imponer el reclutamiento militar para estudiantes de escuelas religiosas, además de enfrentar otros temas internos polémicos.

Sin embargo, se espera que las elecciones israelíes se realicen dentro de dos meses, lo que significa que los esfuerzos de Washington para neutralizar a Irán y lograr que se apruebe y se implemente por ahora su “acuerdo del siglo” se congelarán durante dos meses hasta la formación del nuevo gobierno israelí.

Esto podría llevar a EEUU a perder un tiempo de mucho valor, especialmente debido a que la presión ejercida contra Irán no podría mantener más allá del otoño próximo, fecha en que la política exterior de Washington entraría en la fase de inacción debido al inicio de la campaña presidencial en ese país.

Tomando en cuenta lo anteriormente expuesto, la proclamación del “Acuerdo del Siglo” podría demorarse al menos un año y medio hasta la formación de una nueva administración de los Estados Unidos. Y esto en sí mismo significaría un fracaso de la hoja de ruta que diseñó la Casa Blanca para aprobarlo.

Mientras tanto, y con el pase del tiempo, se espera que las fuerzas que se oponen a la política unilateral norteamericana, tales como China, Rusia e Irán seguirán fortaleciendo sus filas y cartas de fuerza para enfrentar a Estados Unidos de manera más activa.