Abbas Zaki

Mayssa Chedid

Periodista y editora de Al Mayadeen
Abbas Zaki: Ni Israel ni Estados Unidos determinarán el destino del pueblo palestino.
Abbas Zaki, miembro del Comité Central del Movimiento Fatah. Foto: Al Mayadeen.net
Abbas Zaki, miembro del Comité Central del Movimiento Fatah. Foto: Al Mayadeen.net

Abbas Zaki o Meshaal Sharif Ali, nació en 1942 en la ciudad de Sair, en Hebrón. Es miembro del Comité Central del movimiento Fatah. Se licenció en Derecho en la  Universidad de Damasco. Comenzó su carrera política como miembro del Consejo de la Revolución en 1970.


Antes de Oslo, Zaki asumió varias posiciones; entre ellas, representante de la Organización de Liberación de Palestina OLP, en la República Popular Democrática de Yemen y entonces decano del Cuerpo Diplomático Árabe en Aden y director general del Departamento de Relaciones Nacionales e Internacionales de la Organización de Liberación de Palestina; además fue miembro del Consejo Nacional.


En 1995, dos años después de la firma del acuerdo de Oslo entre Israel y la OLP, regresó a la Palestina ocupada y fue designado miembro del Comité de Emergencia cinética (O Comité del Movimiento en Emergencia o Emergencia) dirigida por el difunto Yasser Arafat. Y luego fue elegido miembro del Consejo Legislativo. También se desempeñó como Comisario de Relaciones Exteriores de Fatah.


En 2005 trabajó fuera de Palestina, donde permaneció durante cuatro años, como representante de la OLP en El Líbano hasta 2009.


En El Líbano, en la primavera del mismo año, sobrevivió a un intento de asesinato en el campamento de refugiados cerca de la ciudad de Sidón, en el sur del país, donde su adjunto, Kamal Nagi, y otros tres funcionarios palestinos resultaron muertos.

“Cuando un evento internacional en apoyo a la causa palestina tiene lugar en una nación como Irán, con una clara posición contra Estados Unidos e Israel, ya de por si es una verdadera victoria para los palestinos”, expresó a Al Mayadeen, Abbas Zaki*, miembro del Comité Central del Movimiento Fatah, una de las organizaciones palestinas que centrarán la atención de la Conferencia Internacional para la apoyar la Intifada.


Al evaluar la dimensión global de la causa palestina en esa conferencia, Zaki no espera realmente apoyo árabe a nivel oficial más allá de los límites trazados por los Estados Unidos y en especial con la administración de Trump, quien –a su juicio- no tiene más experiencia que el derramamiento de sangre de las personas y la unión al movimiento sionista. 


Zaki mantiene confianza en los pueblos árabes, pero no en los regímenes que los representan.

“Los árabes estén junto a la causa palestina, nos apoyan en las Naciones Unidas o en el Consejo de Seguridad, y gracias a ello se aprueba resoluciones a su favor, pero somos conscientes de que cualquier resolución del Consejo de Seguridad sigue siendo letra muerta”.


¿Considera entonces que falta un apoyo político efectivo de los árabes?


...Quienes están con Estados Unidos no pueden servirnos ni ayudarnos. Ellos proporcionan ayudas, pero no tienen influencias en el enemigo. Hay que remontarse y despertar. Los hermanos árabes que han visto destruir sus países, uno por uno, deben saber que el enemigo principal es Estados Unidos, con su herramienta avanzada: Israel. Por ello, no debería haber relaciones árabe-israelíes...

¿A partir de esa reflexión, detecta usted una tendencia árabe a establecer relaciones con Israel?


...Nadie, entre quienes visitan Israel, va a ser sincero con nosotros y hablar sobre ese asunto. Pero hasta el momento no hemos oído ninguna respuesta por parte de algún Estado árabe a las declaraciones de los líderes sionistas y de Netanyahu sobre mejorar las relaciones con los árabes. Por tanto, ese miedo o la falta de respuesta facilitan la escalada árabe contra Irán, pues lo toman como excusa para alejarse del enfrentamiento a Israel. Ello representa un signo de interrogación importante.


Israel irrumpe en la tierra árabe, destruye todas las capacidades árabes y ocupa el corazón del mundo árabe. Por ello, todos los esfuerzos deben ser concentrados para enfrentar a Israel, que es el núcleo del conflicto, el problema y la inestabilidad en la región. Por tanto, centrar la atención sobre la presunta amenaza que representa Irán es un objetivo de algunas naciones árabes para escapar del enfrentamiento a Israel...

¿Cuáles son las opciones en la actualidad? ¿A dónde se dirigen especialmente las negociaciones?


...Las distancias son muy grandes, y la situación está congelada, no hay ninguna comunicación sobre las negociaciones. 


Dijimos al mundo que después de la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad para condenar el asentamiento, la respuesta israelí fue hacer más asentamientos, y llegó como un golpe en la cara del Consejo de Seguridad y la comunidad internacional... 

Por lo tanto, lo que Israel está haciendo ahora nos convoca a movilizar a todos los países del mundo que reconocieron a Palestina como un Estado observador, o aquellos que integran el Consejo de Seguridad, para decirles: “¿Qué hacen ustedes frente Israel, que ha ignorado sus naciones, sus decisiones y las resoluciones de la legitimidad internacional?”


Sí, pero algunos dicen que la prioridad es que debe haber una clara y decisiva postura de la Autoridad Palestina, relacionada con retirar  el reconocimiento de Israel y la retirada de Oslo.


Es cierto, eso es posible, y hay 22 medidas y mecanismos de acción desarrollados por la dirección a través de un comité político, y estarán en marcha. En todas las  reuniones nos estamos preparando para una confrontación. Así que hay esperanza de romper la continua agresión contra nuestro pueblo...

¿Retirar el reconocimiento de Israel y la retirada de Oslo están entre esas medidas?


...Sí, incluyen la retirada del reconocimiento y pedir suspender la membresía de Israel. También está el procesamiento de generales y líderes sionistas que ejecutaron castigos colectivos contra los palestinos...

¿Y Oslo?


...Lo que está sucediendo ahora está fuera de los Acuerdos de Oslo, ya sea por nosotros o por los israelíes. Y esto no hay que declararlo. Soy enemigo de Oslo, pero Israel tiene la responsabilidad por las oportunidades que desperdició. Es posible  hacer un montón de cosas que proporcionarán una respuesta sin decir si esto es parte de los acuerdos de Oslo o no...

¿Qué más los motiva a mantenerse en esa dirección: la naturaleza de la nueva administración de EE.UU. o son las posiciones tomadas por ella?


...Esta administración –especialmente con los sionistas nombrados por Trump, ya que todos ellos están vinculados a los asentamientos– es un socio en la batalla y así revela su cara sionista. Pero hay una diferencia ahora en Europa, donde se supone que cinco países deben reconocer al Estado palestino pronto. También está la presencia de la Federación de Rusia en el Medio Oriente, además de la conferencia de solidaridad con Palestina que tendrá lugar en Irán para apoyar la Intifada.


Todas estas son buenas señales de que no estamos solos y que somos capaces de traducir el significado del fascismo y el racismo practicado contra nuestro pueblo. Ni Israel ni los Estados Unidos determinarán nuestro destino...

Hoy día hay un desafío relacionado con la división palestina. ¿Qué efectos  tiene enfrentar la ocupación?


...La geografía infiel a veces tiene un papel, por ejemplo, la intervención qatarí para profundizar la división, así como otras intervenciones...

¿Cuáles son estas otras intervenciones?


...Son muchas, no quiero mencionarlas…

¿También son intervenciones extranjeras?


...Donde se encuentre Estados Unidos y su influencia eso va contra nosotros. Ha llegado el momento, eso ya está decidido en el movimiento de Fatah. Hay que hacer algo y atraer al mundo a nosotros, porque la unidad es un requisito principal, pero alcanzarla depende de la confrontación con el enemigo. Por lo tanto, estoy seguro de que cuando hay un programa y una estrategia factible, la distancia se reduce y el encuentro sobre el campo de batalla es el mejor...

¿Cómo son las relaciones de Fatah con Egipto, Arabia Saudita e Irán?


...La relación con nuestros hermanos en Egipto y Arabia Saudita son relaciones de Estados e intereses de Estados. Pero la relación con Irán entra en el sector revolucionario y es perjudicial para Israel. Israel piensa mil veces qué puede hacer. Tomemos el ejemplo del discurso del Sr. Nasrallah hace unos días. Los israelíes no hacen más nada que hablar sobre el discurso; la prensa y los medios audiovisuales lo único que hacen es hablar de cómo desmantelar el amoníaco y dónde ir con él.


La realidad árabe, junto a la hegemonía estadounidense, se encuentran en un estado en el que sus capacidades están paralizadas ante una acción cualitativa contra Israel. En cuanto a Irán y lo que está sucediendo con cambios, tanto de la tecnología y las armas como la presencia de Hizbulah, crea un estado de cuentas precisos para los israelíes antes de ir a ninguna aventura, y esto al mismo tiempo es una protección para nosotros.


Esto significa que las manos de los israelíes no están libres para destruir a Gaza  de nuevo e irrumpir en Al-Aqsa, destruirlo y reconstruir su estructura. Si esto ocurriera, serían señales del Día del Juicio Final...

¿Considera el papel de Irán y Hizbulah como una garantía y una protección para los palestinos?


...Cualquier asunto o acción que preocupe a Israel, nos conviene, y nosotros le daremos preocupaciones a Israel, especialmente en la guerra contra el asentamiento, porque no podemos aceptar que Israel y sus bandas sigan en su ocupación sin respuesta. Esto es lo que estamos preparando, y creo que es mejor no hablar de los pasos: dejaremos que hablen el terreno y las actitudes. Y como sorprendimos al mundo con decisiones en el plano internacional, al punto de ocupar  grandes espacios en las discusiones internacionales, también habrá una invasión en el territorio contra el resto de los israelíes para hacerles calcular bien antes de entrar en cualquier aventura...

Respecto al nombramiento por el presidente Mahmud Abbas, de un vicepresidente, ¿podría estar vinculado a esas medidas de las que usted habla?


...El nombramiento de un vicepresidente es un asunto relacionado con Fatah, porque tendrá más tiempo para tareas a nivel de Palestina y por lo tanto era necesario llenar esa vacante por un año.


No creo que este sea para enfrentar acontecimientos o entre en una estrategia. La estrategia no se complementa hasta celebrar la reunión de la Asamblea Nacional y la elección de una nueva dirección...

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen.

Comentarios

Los puntos de vista y opiniones expresadas en los comentarios son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen