Asesor de Seguridad Nacional de Pakistán: La guerra de EEUU contra Afganistán es una guerra vengativa

El asesor de Seguridad Nacional de Pakistán, teniente general Nasser Khan Janjua, dijo en una entrevista exclusiva con Al Mayadeen que “la guerra afgana después del 11 de septiembre fue una guerra vengativa”, señalando que existen muchas acusaciones a su país de apoyar a los Talibanes. El dirigente pakistaní agregó que el objetivo de desarrollar las capacidades nucleares de Pakistán se limita a defender la soberanía y la tierra del país asiático.

El asesor de Seguridad Nacional de Pakistán, teniente general Nasser Khan Janjua

El consejero de Seguridad Nacional de Pakistán, general Nasser  Khan Janjua, expresó  que la guerra afgana fue una guerra vengativa.

Durante una entrevista en el programa "Desde el Interior", para el canal Al Mayadeen, Janjua destacó las frecuentes acusaciones contra Pakistán sobre el apoyo a los Talibanes, y dijo: "La guerra afgana después del 11 de septiembre de 2001 fue una guerra de represalia, donde el régimen de Talibán fue desmantelado y luego todo se puso en función  de ganar la guerra por desgracia".

"No hemos invertido en ganar la paz en Afganistán y más del 40 por ciento de Afganistán está controlado por los Talibanes, y este es el resultado de esta guerra…. Hay muchas acusaciones contra Pakistán tales como apoyar a los talibanes y a la red de Haqqani" agregó el asesor pakistaní.

“La guerra afgana después del 11 de septiembre fue una guerra vengativa” - Nasser Khan Janjua -

Además, Janjua añadió: "Somos una nación valiente, fuerte, talentosa y hermosa. Sabemos cómo luchar, pero soy un hombre que cree en la paz, porque realmente creo que mientras la guerra se impone al orden mundial, existe también una  paz paralela, que a su vez ayuda a desarrollar nuestro mundo".

Según el alto funcionario pakistaní, el actual período es "extraño en nuestra historia", y explicó que “ Estados Unidos junto con  otros nos acusan de apoyar a los Talibanes, al mismo tiempo  que los talibanes nos culpan por apoyar a Estados Unidos o a los que no son musulmanes, por lo tanto ambas partes nos acusan".

"Por culpa de Afganistán, la seguridad regional se ha vuelto muy frágil, y es lo que la gente no ha llegado a entender, y este es un solo aspecto  de los tantos relacionados con la violación de la seguridad regional de las naciones del sudeste asiático o en toda la región", acotó.

Janjua continuó  diciendo en su diálogo con Al Mayadeen: "Debe entenderse que Pakistán y la  India son dos países con dos entidades y capacidades estratégicas, y por lo tanto no pueden cerrar la comunicación bilateral en ningún momento, y es una responsabilidad de las naciones maduras, la de permanecer en contacto, pero desafortunadamente, tenemos que luchar más que los países que luchan en condiciones de relaciones normales, debido a las continuas y grandes sensibilidades y conflictos  continuos que persiguen a ambos países. Es mejor para nosotros conectarnos, resolver nuestros conflictos, superar el pasado y pertenecer al futuro. En resumen, si no somos capaces de ser amigos, entonces por lo menos que no seamos enemigos, porque el uno destruirá  al otro”.

En este sentido, el asesor de Seguridad Nacional paquistaní señaló que el objetivo de desarrollar las capacidades nucleares de Pakistán se limita a defender su soberanía y defender su territorio, ya que no aceptaremos  bajo ninguna circunstancia de que la  soberanía  del país esté amenazada.

En otro eje de la entrevista Janjua dijo: "El futuro de la diplomacia está en nuestras manos, y siempre hemos insistido en la importancia de mantener el respeto mutuo y el respeto a nuestras naciones, y nosotros  siempre estamos dispuestos a dialogar sobre todas las cuestiones, pero  lamentablemente , India es la que siempre rechaza las conversaciones, y  debo decir que aquellos  han logrado derrotar a esa relación bilateral entre nuestros dos países, y creo que las naciones responsables y maduras tienen un  camino único para  alcanzar la paz, y que se resume en el diálogo ", comentó Janjua.

Finalmente Janjua señaló también que,  "el proceso de convertir al Océano Índico en una zona nuclear es un gran juego y es la política de fuerza y un intento de alterar el equilibrio de fuerzas en el Océano Índico en aras de controlarlo  por parte de los Estados Unidos y la India”. Y concluyó: “Este juego se está desarrollando de manera muy peligrosa y esto de por sí tiene un impacto actual y futuro en la estabilidad regional de manera muy significativa, y de ese modo desatemos la guerray no invertiremos en la paz ".