Entrevista exclusiva de ISNA con el embajador cubano en Teherán, Alexis Bandrich Vega

El embajador cubano en Teherán enfatiza que Irán y Cuba tienen relaciones importantes que deben ser desarrolladas.

Entrevista exclusiva de ISNA con el embajador cubano en Teherán, Alexis Bandrich Vega

En una entrevista exclusiva de ISNA, el embajador cubano en Teherán, Alexis Bandrich Vega, conversa sobre diferentes asuntos que incluyen la visita del Presidente iraní, Hassan Rouhani, a Cuba y sus logros; las relaciones bilaterales; la injerencia de Estados Unidos en los países de América Latina y el acuerdo nuclear de Irán, y Cuba sin Castros.

A continuación el texto completo de la entrevista con Sr. Alexis Bandrich Vega:


El presidente Rouhani visitó Cuba dos años atrás

El presidente Rouhani visitó Cuba dos años atrás, ¿cuáles fueron los logros de esta visita?

Yo creo que el primer logro fue su contribución al fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre nuestros dos países, nuestras dos revoluciones, una islámica y la otra socialista que tienen el objetivo común de aumentar el bienestar de nuestros pueblos, defender nuestra soberanía e independencia, y en el plano externo promover la defensa de la paz y un nuevo orden internacional. Nuestros Jefes de Estado ratificaron que continuarán desarrollando los lazos de colaboración e intercambio entre nuestras naciones. En esa oportunidad se firmaron memorandos de entendimiento para la cooperación en el campo de la salud, la investigación, la educación, la medicina y las tecnologías médicas.

Lo más destacado de la visita fue la reunión entre el presidente Hassan Rouhani y el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, en la que ambos coincidieron en el análisis de la complejidad internacional, la necesidad de aumentar la producción de alimentos en un mundo amenazado por el cambio climático y el crecimiento incesante de la población mundial. Intercambiaron también sobre las amenazas a la paz y el papel de los jóvenes en las transformaciones políticas, económicas y sociales.


Fortalecidas las relaciones Cuba - Irán.

¿Ha mejorado la relación comercial entre Irán y Cuba en los últimos años? Como saben, los dos países están sujetos a sanciones, ¿cuánto pueden apoyarse Irán y Cuba?

Como ya he dicho en otras ocasiones, el nivel de las relaciones comerciales y la cooperación entre nuestros países, aunque ha mejorado, puede aumentar mucho más y estamos trabajando en eso. Existen potenciales identificados en las áreas mencionadas anteriormente: salud, investigación científica, educación superior, y otros como el deporte, el turismo, la agricultura y la energía.

Como país sujeto a sanciones (en el caso de Cuba a un bloqueo genocida económico, comercial y financiero durante casi 60 años), el desarrollo de las relaciones comerciales es una forma efectiva de enfrentar y derrotar esas políticas criminales, que causan dificultades y violan los derechos humanos de nuestros pueblos.

El rechazo internacional a la ocupación de nuestro territorio aumenta contra la Base Naval de Guantánamo, el centro de detención y tortura que ocurre allí.

Aprovecho esta oportunidad para expresar la infinita gratitud del Gobierno y el pueblo de Cuba a la República Islámica de Irán por el apoyo que siempre ha brindado a nuestra lucha contra el bloqueo en las Naciones Unidas. Estamos seguros de que Irán levantará su voz en la Asamblea General del 73 contra esta política genocida, obsoleta y fallida.


El canciller saudita, Adel Al Jubeir, visitó América Latina y se reunió con Raúl Castro

El canciller saudita, Adel Al Jubeir, visitó América Latina y se reunió con Raúl Castro. ¿Es interés de Cuba mejorar sus relaciones con Arabia Saudita? ¿Y cómo afectaría esto las relaciones de Cuba con Irán?

Tal como fue publicado por nuestro gobierno, durante la reciente visita del canciller Adel Al Jubeir a Cuba, ambas partes expresaron su voluntad de profundizar los vínculos y aumentarlos en el área de las inversiones. Cuba valoró los proyectos de cooperación ejecutados en conjunto con el Fondo Saudita para el Desarrollo, y el progreso de la colaboración en otras áreas, como la presencia de servicios médicos cubanos en ese país. Durante la visita, Cuba reiteró el apoyo de La Habana a las causas justas de los pueblos árabes y expresó los deseos de paz y prosperidad para la región del Medio Oriente.

En mayo de 2017, Cuba y Arabia Saudita reforzaron sus relaciones con la concesión por el Reino Árabe de un préstamo de más de $ 26 millones para ejecutar el programa de rehabilitación y construcción de obras sociales de la Oficina del historiador de la ciudad de La Habana. En 2016, se firmaron acuerdos para exportar productos sauditas a la isla y para financiar obras de infraestructura en el sector de recursos hidráulicos en Cuba con préstamos a largo plazo.

Cuba es un país soberano e independiente con posiciones y principios que no son negociables. Respondiendo a su pregunta de cómo esta visita puede afectar las relaciones con Irán, puedo responder: absolutamente de ninguna manera.


Cuba no quiere un enfrentamiento, pero no negociará ninguno de sus asuntos internos, ni doblegará un milímetro en sus principios.

¿Cuál es su evaluación sobre la injerencia de los Estados Unidos en los países de América Latina, en particular cuando Washington ha asignado un presupuesto para la interferencia en los asuntos internos de Cuba?

Hay un profundo retroceso en las relaciones hemisféricas. Como acaba de expresar el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en la VIII Cumbre de las Américas. Nuestra América sigue siendo saqueada, intervenida y vilipendiada por el imperialismo estadounidense, que invoca la Doctrina Monroe para ejercer el dominio y la hegemonía sobre nuestro pueblo. Ahora existe el peligro de un retorno al uso de la fuerza, la imposición indiscriminada de medidas coercitivas unilaterales y sangrientos golpes militares. Los objetivos de estas medidas son restaurar la dominación imperialista, destruir las soberanías nacionales con intervenciones no convencionales, derrocar a los gobiernos populares, revertir las conquistas sociales y restablecer, a nivel continental, el neoliberalismo salvaje. Usan la lucha contra la corrupción como un arma política; los fiscales y los jueces actúan como "partidos políticos" y evitan que los votantes opten por candidatos con un fuerte apoyo popular. Mientras tanto, esconden que la corrupción prevalece entre los gobernadores, los parlamentarios, los políticos y los sistemas electorales corruptos por naturaleza, para confiar en el dinero, los "intereses especiales", las leyes y modelos políticos corporativos. Manipulan a las personas de la propiedad privada monopolística a través de plataformas de medios y la tecnología. En las campañas electorales no hay límites éticos. Se promueve el odio, la división, el egoísmo, la difamación, el racismo, la xenofobia y la mentira. Proliferan tendencias neofascistas y se prometen muros, fronteras militarizadas, deportaciones masivas, incluso de niños nacidos en el territorio.

El canciller Bruno expresó que Cuba no aceptará amenazas o chantajes por parte del Gobierno de los Estados Unidos. Cuba no quiere un enfrentamiento, pero no negociará ninguno de sus asuntos internos, ni doblegará un milímetro en sus principios. En defensa de la independencia, la Revolución y el socialismo, el pueblo cubano derramó su sangre, asumió sacrificios extraordinarios y los mayores riesgos.

El progreso logrado en los últimos años en las relaciones bilaterales con los Estados Unidos, basadas en la igualdad soberana absoluta y el respeto mutuo que ahora se invierten, mostró resultados tangibles y una convivencia civilizada dentro de las profundas diferencias entre los gobiernos, y que es posible y beneficioso para ambos países.


Los Castro son parte indispensable de la historia, el presente y el futuro de Cuba.

¿Cómo ve a Cuba sin Castro?

Cuba nunca estará sin Castro. Los Castro son parte indispensable de la historia, el presente y el futuro de Cuba. Sus obras y sus ideas siempre acompañarán el destino de la Revolución cubana y el pueblo. A partir del 19 de abril, Cuba tiene un nuevo presidente y Cuba seguirá teniendo a Fidel y Raúl Castro. No tengo dudas sobre la continuidad del proyecto revolucionario y la defensa de nuestros principios de soberanía, independencia y justicia social. No tengo dudas sobre el futuro de nuestros compromisos internacionales para luchar por la paz y un nuevo orden internacional. Al despedir al Comandante en Jefe Fidel en la Plaza de la Revolución en La Habana con motivo de su muerte, el pueblo cubano y especialmente sus jóvenes se fusionaron en una sola idea: "Yo soy Fidel", lo que significa que mientras solo uno de nosotros viva habrá Castro, habrá Fidel, habrá Revolución.