Luis Beatón

Periodista cubano, ex corresponsal de PL en Estados Unidos

Palestinos no aceptarán solución sin reconocimiento de sus derechos

En declaraciones exclusivas a Al-Mayadeen, el representante palestino enfatizó que los derechos de su pueblo no se negocian. “Palestina no se compra ni se vende por dinero. Nuestro pueblo estará unido ante las amenazas muy peligrosas de Washington contra los pueblos árabes”, subrayó al abordar la nueva estrategia estadounidense a favor del Estado Judío de (Israel).

Embajador de la Autoridad Nacional Palestina en Cuba, doctor Akram Samhan.

El pueblo de Palestina no aceptará ninguna solución como la llamada “bofetada del Siglo” planeada por Estados Unidos sin el reconocimiento de sus derechos, dijo el embajador de la Autoridad Nacional Palestina en Cuba, doctor Akram  Samhan.
En declaraciones exclusivas a Al-Mayadeen, el representante palestino enfatizó que los derechos de su pueblo no se negocian.   "Palestina no se compra ni se vende por dinero.  Nuestro pueblo estará unido ante las amenazas muy peligrosas de Washington contra los pueblos árabes”, subrayó al abordar la nueva estrategia estadounidense a favor del Estado Judío de  (Israel).
Al analizar el por qué su pueblo no acepta el Acuerdo del siglo o la bofetada del siglo, como la definió el presidente Mahmud Abbas, el diplomático señaló que hasta ahora Estados Unidos no planteó  cuál es el contenido político  de su iniciativa.
Los estadounidenses en su protección del gobierno de Benjamín Netanyahu pretenden poner ya en práctica que Jerusalén Oriental  se une con la parte Occidental  para ser la capital del Estado de (Israel). Para nosotros, subrayó,  esa es la gran bofetada de esa propuesta de acuerdo.
 
Asimismo EE.UU.  plantea claramente  que los asentamientos de colonos judío  en los territorios palestinos, en el Estado palestino  no son obstáculos para la paz en el Medio Oriente, cosa que se entiende perfectamente, ya  que la lucha entre nosotros y los israelitas es por la tierra, dijo.
Según Samhan si usted usurpa la tierra y crea asentamientos como hace Tel Aviv con sus llamados colonos, está destruyendo todo lo que es un proceso de paz, algo que no aceptaremos, indicó.
“Los americanos se plantearon de hecho cancelar el derecho del retorno del pueblo palestino o mejor dicho cancelar lo que es la identidad de los refugiados  palestinos al decir que estos son refugiados,  que son refugiados que fueron expulsados de sus tierra por la guerra de 1948 y entonces  ellos dicen que no existen los que son los refugiados palestinos”, aclaró.
Esos refugiados –según los estrategas estadounidenses-  tienen que vivir en los países donde están y olvidar ya sus derechos al retorno a Palestina. A eso se unió más tarde la anexión del Golán sirio, donde incluso los ocupantes construyen un poblado con el nombre de Trump, el presidente estadounidense, explicó el diplomático.
Qué nos toca  a los palestinos  en esa oferta si dicen que Jerusalén es la capital de (Israel), que los asentamientos  son un derecho y que ahora están hablando de anexionar parte de Cisjordania, y que el Golán sirio es parte de (Israel),  y que el derecho de los palestinos al retorno  y los refugiados ya no existe, entonces la parte política del acuerdo está muy clara para nosotros, por eso la rechazamos de antemano,  puntualizó el embajador de Palestina.
Samhan llamó a retomar las ideas de otros gobiernos en Washington  que planteaban que la solución justa en la región es la creación de los dos estados independientes, libre  y soberanos, que Jerusalén Oriental  es la capital del Estado Palestino, y que vamos a negociar una solución justa sobre los refugiados de acuerdo a lo aprobado por Naciones Unidas. Esa es nuestra posición.
Reiteró que  sin Jerusalén, sin  un Estado Palestino  y  sin el retorno de los refugiados  no puede haber una solución de paz en el Oriente Medio.
“No aceptamos la negociación como es vista ahora, y solo avanzaremos con lo que se planteó antes.  Sin los palestinos ni la dirección del pueblo palestino no puede haber ni oferta del siglo ni solución del siglo, ni acuerdo  del siglo", remarcó.
Criticó la propuesta encaminada por Estados Unidos y elaborada por un equipo dirigido por Jared Kushner, (un judío) yerno y enviado especial de Trump para Medio Oriente que va a la parte económica sin develar el trasfondo político.
Ellos empezaron a ir  por la parte económica porque creen, como todos los capitalistas, que con ofrecer dinero, fuerza de trabajo y solución económica pueden presionar a nuestro pueblo para que acepten su plan político.
La Casa Blanca dio a conocer los primeros detalles, los de componente económico más que político, los cuales se revelarán los próximos 25 y 26 de junio en Bahréin, durante la conferencia de Manama.
Sin embargo, algunos datos de este documento filtrados en medios de prensa muestran que el texto lo elaboran miembros civiles y militares del gobierno israelí, el mejor y más fiel aliado de Estados Unidos en la región.
Todos los que trabajan en darle forma al Acuerdo son coordinados por Kushner, empresario inmobiliario metido en los trajines de la política secundando a su suegro.
Según el diplomático palestino a Manama invitaron  al sector económico para no dar un contenido político y nuestra decisión es no ir,  afirmó.
Además, apuntó,  en los planes tienen en cuenta que no hay un gobierno israelí solido cosa que no es posible hasta finales de octubre. Entonces las decisiones que hay en este tiempo son a favor de que se haga una oferta que tiene de todo menos de oferta.    “Lo que ellos quieren es lo que quiere Israel.  Es la oferta del Estado Judío”, reveló el diplomático.
Nosotros pedimos a los países árabes y a todos los amigos del mundo que no participen en la cumbre de Manama (capital de Barhein), porque  creemos es la primera parte de quitar los derechos nacionales  del pueblo palestino. Por supuesto  hay países que van y otros que no van  hay países que van a bajo perfil y la mayoría de los países van con el entendimiento que es una reunión económica y no política.
En otra parte de sus declaraciones, el embajador de Palestina en La Habana estimó que frente a los pueblos árabes muchos dirigentes de la región  no se atreven a tener las cosas de una forma tan directa con Israel. Creemos que esa cumbre ya se murió.
Sobre la unidad nacional  palestina yo creo que estamos más unidos que nunca, a pesar de las desgracias que se ven  en los medios sobre divergencias  entre nuestros grupos pero, acentuó, estamos unidos todos desde el islam político hasta la izquierda marxista. Todas las fuerzas políticas dentro de la OLP o fuera de la OLP  están unidas totalmente en contra de la oferta del siglo. No hay ningún palestino, cualquiera sea su ideología que acepte de una forma u otra  esta propuesta. Estamos muy optimistas, expresó.
 
Nuestra respuesta más fuerte a la oferta del siglo  y a Manama será la unidad nacional palestina y creo que dentro de poco tiempo vamos a fortalecer esa unidad nacional palestina  con elecciones en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Oriental para elegir al presidente y un nuevo Parlamento del pueblo palestino.
Asimismo, destacó que la ONU apoya  los derechos palestinos y los dos estados pero aunque hemos tratado de que se debata el tema  del llamado "Acuerdo del Siglo" en el Consejo de Seguridad no lo logramos por la oposición estadounidense aunque creo, remarcó, que en la próxima 74 Asamblea General de la ONU, se verá el caso.