Abdallah Daher

Presentador de noticias económicas en Al Mayadeen

Diálogo económico con el Dr. Hassan Mokalled

Washington aparece de nuevo en la escena libanesa, pero esta vez con más presiones, acusaciones y sanciones contra Hizbullah que van de acuerdo con leyes aprobadas por el Congreso bajo un el único objetivo de eliminar a Hizbullah. ¿Hizbullah confronta presiones y sanciones estadounidenses? ¿Qué objetivos y mensajes conllevan?

Dr. Hassan Mokalled, Experto político y económico, editor en Jefe de la revista ¨Reconstrucción y Economía".


Sobre la visita realizada por  el secretario adjunto de Financiamiento al Terrorismo del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Marshall Billingslea: ¿Cuáles son los objetivos de esta visita y qué se ocultó  de los medios de comunicación y de las declaraciones explícitas?

En realidad, antes que nada Jeffrey Feltman, que fue el embajador estadounidense en Líbano y ahora asume el cargo de secretario general Adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Políticos, dijo en una de las reuniones ante el Congreso: “Estados Unidos había decidido gastar 500 millones de dólares para desacreditar la imagen de Hizbullah, pero no llegó a ninguna parte es esta dirección”.

A su vez, el secretario adjunto del Tesoro norteamericano lanzó  una gran campaña de intimidación en todos los lugares que visitó, y dijo que se movieron de un escenario a otro en cuanto a la magnitud de hostilidad; utilizó la misma frase literalmente.

Lo que está sucediendo hoy en Washington contra Hizbullah es algo sin precedentes en su  historia, él dijo: “Hoy, existe una exageración sobre esta hostilidad entre la Administración y el Congreso, no importa qué tipo de ley se expedirá; los libaneses deben esperar repercusiones sin precedentes para ellos."

Me gustaría decir algo y esto es citando a algunos de los más importantes que se encontraron y discutieron con él algunas cuestiones, hay un verdadero problema hoy en día lejos de  la hostilidad estadounidense hacia la resistencia, hay una lucha interna norteamericana  entre los demócratas que atacan a Trump bajo la consigna de que Rusia le ayudó en las elecciones, y entre los republicanos que están respondiendo a Trump  con el  tema de que  Obama entregó  400 millones $ a Irán como anticipo de las sanciones, considerando que el único equilibrio que logran con este ataque democrático contra los republicanos es intensificar esta hostilidad de esta manera.

Cuando el conflicto se convierte interno  significa que ya no hay líneas rojas, significa que el Líbano y Siria se convierten en una digresión , y con  Irán, al respecto no hay líneas rojas, así que se espera una  demencia  en la  manera de tratar, y esto lo que él  reflejó  de alguna manera e  intentó intimidar.

Por supuesto, las reacciones oficiales fueron muy claras y dijo: estamos  aplicando  estándares internacionales, necesitamos pruebas, no podemos actuar sin pruebas, el sistema bancario libanés está actuando como debería. El Líbano, resaltó una idea clave que es: la estabilidad existente en el país debe permanecer  la línea roja. Esto muestra que enfrentamos una nueva fase que requiere un manejo cuidadoso y una atención especial con la campaña de medios existente en este sentido.

El funcionario estadounidense fue muy sincero, incluso mostró la contradicción actual entre la lógica estadounidense y el enfoque estadounidense. Ya que no  pueden decir que están atacando a Hizbullah  y están estableciendo criterios extensos y amplios y sin ninguna evidencia contra el  entorno de Hizbullah. En otras palabras, el discurso que pronunció en la conferencia de prensa distingue entre la categoría religiosa y la resistencia.

Hizbullah tiene el apoyo de todas las sectas, bloques  y tendencias  de la sociedad libanesa.


Desde el Líbano, había dos posiciones oficiales muy prominentes, en primer lugar la posición del presidente, que fue decisiva, y la posición del Presidente del Parlamento, que fue decisiva, y hay una posición oficial que es la del gobernador del Banco Central  reforzado con un  punto clave que los informes del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), sobre el Blanqueo de Capitales, la opinión de este órgano es que el Líbano es uno de los mejores países en cumplimiento de estas normas, por eso estaba redorzado con este tema y consideraba  que el Líbano aplicó  todas las condiciones requeridas para implementarlas.

No revelo un secreto, pero sé que el gobernador del Banco Central ha sido quien lo confrontó  con los hechos. ¿Cómo se puede hablar de  ejemplos concretos que fueron exigidos del Líbano y el Líbano les investigó y demostó su falsificacion, y cómo algunos problemas han preservado la esencia de lo que se requiere por EE.UU mientras se preservan efectivamente  las injusticias de las personas y las empresas que era requerido colocarlas  en ciertos lugares?


Hizbullah no tiene cuentas, compañías ni actividades económicas o bancarias.


 ¿Cuál es el propósito de la nueva acusación a Hizbullah como organización de tráfico de drogas? ¿Cuáles son las consecuencias de este cargo legalmente  a nivel internacional?

En primer lugar, es necesario convertirla  en una organización delictiva, no solo terrorista,  el carácter  terrorista se lo ultizaron  en torno a la política y los atentados.

En cambio una organización criminal habla sobre la sociedad pero  no ha logrado hacerlo. Hoy incluso  en Europa hay una distinción entre el brazo político y el brazo militar. Tienen un serio intento de llevarlo a la criminalización total en todos los niveles, y esto, por supuesto, provoca  grandes repercusiones bancarias y no bancarias. Pero hoy volver a plantear el tema es para que se quede el tema antes de las elecciones parlamentarias y antes de los principales beneficios en la región, y antes de los compromisos que se instalan, como una parte del documento de negociación y del duro asedio del entorno de resistencia. Esto es lo requerido.

¿Es el papel saudí  facilitador o acompañante del proceso de las acusaciones de los EE.UU. contra Hizbullah?

El dirigente a cargo del archivo en Washington nos dijo que la posición saudí está más avanzada a la posición estadounidense e israelí en este sentido.

Hoy puedo asegurarle que fue en paralelo con la visita del Subsecretario del Tesoro de EE.UU; es decir, desde hace cuatro días, durante su visita,  hay entre paréntesis un "bombardeo mediático saudí" contra  la situación bancaria, financiera y monetaria libanesa que  no tiene precedentes, hemos olvidando a Al Yubir quien  acusó a los bancos libaneses de blanqueo  y lavado de dinero a favor de  Hizbullah.  Este es un cargo que nadie se atrevió a lanzar, ni los israelíes, ni los estadounidenses.

Medios informativos  sauditas publicaron artículos que atacaban nombres de grandes bancos libaneses, se estalló una campaña de intimidación y dijo que Líbano ya no tenía capital extranjero, lo que causaría un colapso en el Líbano a un ritmo muy rápido y que los cajeros automáticos ya no darían ni un dólar, y no hay préstamos subsidiados, a pesar de la existencia de 500 millones entre enero de 2017 y enero de 2018 gastados por el Banco Central del Líbano con inversiones subsidiadas, y hay un segmento que ahora se reabrirá de nuevo y el Banco Central del Líbano se vio obligado a emitir una declaración para negar lo publicado.

Todos los días hay un mal repunte saudí,
sin mencionar la charla que todos saben, la guerra financiera saudita contra el  Líbano y contra  su sector bancario y las transferencias hacia y desde él. Por esta razón, entonces el funcionario de los EE. UU. habló en algunas ocasiones  de que la estabilidad financiera en el Líbano sigue siendo la línea roja, y que él mismo alega  que los estadounidenses están interesados en preservarlo, te lo aseguro citando a funcionarios saudíes  que no tienen esta línea roja. Al contrario, algunos de ellos consideran que cualquier agitación financiera en el Líbano les facilitará el camino de vuelta y recontrolar la situación en el Líbano.

Los estadounidenses y los saudíes  comparten un punto clave aquí, la gente no se la da cuenta, los dos consideran que cualquier agitación en el mercado financiero libanés,  y específicamente en divisas esxtranjeras,  tiene un impacto muy significativo en Siria, especialmente en esta etapa, porque no es ningún secreto que el flujo de divisas esxtranjeras que recibe Sira en primer lugar no se puede detener debido a la interferencia  entre los dos países, su  fuente es el Líbano.

Arabia Saudita considera  retomar el control del Líbano como un punto de cruce para interceptar a Siria otra vez, a través de una  agitación en  la situación financiera.

Vemos esta locura de Arabia Saudita, que lleva más de cuatro meses hasta hoy  y se manifestó desde el momento de la detención del presidente Saad Hariri hasta hoy con una guerra declarada sobre la mesa y una guerra mediática  sin precedentes.

El papel de Arabia es un  intento de romper el brazo del  Líbano económica y financieramente, y con una escoria severa y efectiva  que requiere ser enfrentado.


La ley de sanciones contra Hizbullah es una ley de sanciones contra Líbano.


Hizbullah no tiene cuentas, compañías ni actividades económicas o bancarias. ¿Por qué los estadounidenses siguen insistiendo en lo contrario?

El gobernador del Banco Central y el de la  Asociación de Bancos confirmaron definitivamente eso, y ante ellos, Sayyed Hassan Nasrallah, una persona que goza de gran credibilidad entre sus enemigos antes de sus partidarios, afirmó varias veces que Hizbullah ni como partido ni  como organización utiliza el sistema bancario libanés,y  los americanos  saben esto, pero los estadounidenses en ningún momento atacaron a Hizbullah  como un partido, ellos apuntan contra  su entorno, su ideología  y la idea de la resistencia, ellos son incapaces de atacarlo directamente ni el campo ni  el campo del trabajo social, pero saber que el flanco suave de él es su entorno, el Líbano, por esta razón la ley -que me niego a llamarla ley-, de sanciones contra Hizbullah es una ley de sanciones contra Líbano.

 ¿Cuáles son los objetivos de esta unidad especial para investigar sobre la financiación de Hizbullah a través del tráfico de drogas?

El problema es que estas unidades que se forman, que esta es una de ellas, están principalmente sujetas a la legislación nacional de los Estados Unidos, y su referencia es a la legislación nacional de los EE. UU., la ley estadounidense establece el principio de que no existe en ninguna legislación en el mundo, dice que si la seguridad nacional estadounidense se encuentra bajo peligro tiene el derecho de acusar y condenar y alterar sin decir la carga o las pruebas.

Nosotros tenemos el  banco que fue el número 6 entre  los bancos, el Banco libanés canadiense, que  fue cancelado y no dijeron  que era  la acusación, después de haber liquidado las cuentas bancarias dijeron que su cargo era el lavado de dinero para Hizbullah y no aportaron ningún tipo de  pruebas, y pagaron  100 millones en Washington y eliminaron la acusación de esa manera, pero el banco ya había colapsado.

Hoy ellos mismos en sus filtraciones dicen: “nosotros emitimos  leyes duras pero somos flexibles en su aplicación e implementación, ¿quién tiene confianza en que la aplicación sea flexible?

Si la regla básica es deficiente, hoy nunca podremos separar estos temas de las principales cuestiones políticas en la región.

Hoy estamos en un momento de gran cambio en Siria, en el momento tras  que Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel. Estamos en un  momento, donde Arabia Saudita se acerca a Israel, ante todos estos grandes archivos llegan estas cuestiones. Uno no puede quitarlas  de su marco político y colocarlas solo en su estrecho marco profesional .