Saleh Assamad

Entrevista con Saleh Assamad, presidente del Consejo Político Supremo de Yemen.
Assamad para al Mayadeen: la batalla de Dhubab y al Makha en el suroeste de Taiz es la batalla por la dignidad árabe.
Assamad para al Mayadeen: la batalla de Dhubab y al Makha en el suroeste de Taiz es la batalla por la dignidad árabe.
Assamad para al Mayadeen: Israel es la punta de lanza en la batalla de Bab al Mandeb y la batalla de Taiz es la batalla por la dignidad árabe.

El presidente del Consejo Político Supremo en Yemen, Saleh Assamad dice en una entrevista exclusiva para al Mayadeen, que la batalla en el suroeste de Taiz es una batalla decisiva y es "la batalla por la dignidad de la nación árabe", y considera que la batalla de Bab al Mandeb es con Israel, afirmando que no habrá una próxima ronda de negociaciones y señalando que el enviado internacional para Yemen, Ismail Ould al Shaikh, “quedo fuera de los temas que nos ocupan”.

 

Assamad dijo que el saldo preliminar de bajas yemeníes víctimas de las incursiones saudíes, alcanza más de trece mil muertos entre ellos mujeres, niños y ancianos.

 

En una entrevista exclusiva con al Mayadeen, Assamad consideró que la batalla de las ciudades costeras de Dhubab y al Makha en el suroeste de Taiz es una batalla decisiva y que es “la batalla por la dignidad no solo de Yemen sino de la nación árabe”, describiendo lo que sucede como una gran escalada de parte de aquellos a quien describió como agresores frustrados, cuyos intentos desesperados para lograr victorias en varios frentes habían fracasado.

 

Sin embargo, subrayó, que la situación en Dhubab y al Makha se encuentra bajo control, negando cualquier avance de la coalición saudí allí, calificando las noticias de avance y control como victorias mediáticas falsas y prueba de ello es la muerte de un gran número de sus dirigentes.


Israel es la punta de lanza en la batalla de Bab al Mandeb

Assamad: la batalla de Bab al Mandeb es con Israel
Assamad: la batalla de Bab al Mandeb es con Israel
Assamad consideró que la batalla de Bab al Mandeb es con Israel, haciendo referencia a las declaraciones de los funcionarios israelíes que hablan del peligro que significa que se aproximen los huthies al estrecho, a pesar de darle a entender al resto del mundo todo lo contrario, manteniendo el estrecho marino seguro ante la navegación internacional. 

 

Hizo hincapié en que Israel es la punta de lanza en esta batalla, el encuentro de sus funcionarios con los funcionarios saudíes es la mayor prueba de ello, además de la compra de islas de Eritrea y de Somalia, con el fin de estar más cerca y poder dominar y tener hegemonía sobre ese paso tan vital. 

 

Assamad acusó al presidente Abed Rabbu Mansour Hadi de recurrir al factor económico con el propósito de someter al pueblo de Yemen, después de que fracasaron militarmente sobre el terreno; trasladar el Banco Central a Adén es el paso más importante en este sentido; aclarando que no se puede separar la batalla de la costa oeste de los intentos de sofocar al pueblo yemení, ya que el último respiradero para la introducción de alimentos y los derivados del petróleo al pueblo yemení son al Hudaidah y Makha.  

 

Assamad advirtió, que Arabia Saudita será el siguiente objetivo para los estadounidenses y los israelíes, diciendo: “que lo que sucede en Yemen y los intentos de derrotarlo son el preludio que facilitaría la entrada a la península arábiga con el propósito de desmantelar Arabia Saudita, y que el primero en quemarse con el fuego del apoyo estadounidense que busca dominar a Yemen y sus costas es Arabia Saudita”.


No habrá una próxima ronda de negociaciones, e Ismail Ould al Shaikh “quedó fuera de los temas que nos ocupan”

Assamad: no habrá una próxima ronda de negociaciones y Ould al Shaikh “quedó fuera de los temas que nos ocupan”
Assamad: no habrá una próxima ronda de negociaciones y Ould al Shaikh “quedó fuera de los temas que nos ocupan”
En cuanto a las consultas políticas y la reanudación de los esfuerzos del enviado de la ONU Ismail Ould Shaikh Ahmed, relacionada con una gira iniciada en Riad y que busca reactivar las negociaciones, Assamad dijo que no apuesta al papel de Ould al Shaikh quien “quedo fuera de los temas que nos ocupan”.

 

Assamad opinó que “no hay ningún beneficio de estas negociaciones” y consideró que la actividad del enviado de la ONU se enmarca en el intento de aliviar la presión moral y la creciente presión de la opinión pública en contra de Arabia Saudita, acusando a los estadounidenses de intentar imponer su proyecto para fragmentar la región e impedir el logro de una solución política en Yemen.

 

En cuanto al retorno de la delegación de Ansar Allah de su viaje al exterior, Assamad aclaró que no se logró nada nuevo y que la salida de la delegación tuvo como propósito “hacer llegar nuestra voz  a cualquier parte que se solidarice con el sufrimiento de la población yemení, rompiendo con eso el cerco informático, además de hacerle llegar un mensaje a Rusia y China” revelando que “el Consejo Político envió una carta a Rusia pidiendo visitarla pero que aún no han recibido una respuesta”.   

 

Assamad acusó al régimen saudita de hacer fracasar los acuerdos de Muscat con el secretario de Estado estadounidense, afirmando que los miembros de su Comité de Pacificación y de Comunicación no irán a Dhahran del sur antes de detener la agresión; describiendo sus exigencias como una especie de chantaje contra las fuerzas políticas nacionalistas y negando asimismo que haya alguna ronda próxima de negociaciones.     

 

En cuanto al reconocimiento del gobierno del presidente Hadi por la comunidad internacional, Assamad señaló que “las organizaciones internacionales tratan con Arabia Saudita y no con Hadi”.

 

Hablando sobre la suerte del ex ministro de Defensa, el general Mahmoud al Subaihi y líder en el partido de la Reforma, Mohammad Qahtan, Assamad señaló que no tiene ninguna información al respecto o si es que estuvieron en peligro, a pesar de las incursiones aéreas contra las cárceles y las dos sedes de Seguridad Política y Nacional y las sedes de los cuerpos de seguridad en todas las provincias de Yemen. 


Hadi llegó a un acuerdo con la dirigencia de DAESH (EI) y al Qaeda para que participen en la batalla de Taiz y Midi

Hadi llegó a un acuerdo con la dirigencia de DAESH (EI) y al Qaeda para que participen en la batalla de Taiz y Midi
Hadi llegó a un acuerdo con la dirigencia de DAESH (EI) y al Qaeda para que participen en la batalla de Taiz y Midi
Por otro lado, Assamad acuso al partido de la Reforma de asesinar a dos mil de los dirigentes, oficiales y soldados de la Seguridad Política y de las Fuerzas Aéreas desde el año 2011.

 

Así como acusó al presidente Abed Rabbu Mansour Hadi de contactar a los líderes de al Qaeda y DAESH (EI) y de acordar con ellos de que participen en la batalla de Taiz y Midi, revelando que se reunió con dirigentes de al Qaeda en el palacio de al Maasheeq en Adén, entre quienes se encontraba Khaled Abdel Nabi, con quien llegó a un acuerdo para enviar fuerzas hacia Dhubab y Ma´areb, además de entregarle un mensaje al dirigente Qasim al Rimi.

 

Assamad consideró, que el hecho de que los Estados Unidos hayan incluido en la lista de terroristas a personas leales al presidente Hadi como lo son al Hassan Abkar en al Jawf y el dirigente del partido salafista Rashad Abdel Wahhab al Hmaiqani, esto confirma la implicación de Al Qaeda en la batalla; pero cabe destacar que este anuncio es parte de un formalismo estadounidense que busca justificar la intervención política y militar en un futuro en las diferentes latitudes, además de bombardear carreteras, escuelas y ciudadanos con aviones no tripulados con este pretexto.

 

Assamad también reveló información documentada y confirmada de que el presidente Hadi y Arabia Saudita entrenaron a 31 personas en Marib con el fin de llevar a cabo asesinatos de personalidades de Ansar Allah y del Congreso Popular en Sanaa, cabe señalar que estas personalidades fueron informadas, seguidamente y después de la detención de una de esas células la aviación de la coalición atacó la sede de la Seguridad Nacional.


Los dos frentes de Midi Y Nehm se encuentran firmes y la otra parte no logró ningún avance

Assamad: los frentes de Midi Y Nehm se encuentran firmes y la otra parte no logró ningún avance
Assamad: los frentes de Midi Y Nehm se encuentran firmes y la otra parte no logró ningún avance
En cuanto al frente de Midi en la frontera con Arabia Saudita y la presencia del Jefe del Estado Mayor de Hadi en sus costas, el presidente del Consejo Político Supremo en Yemen le restó importancia a la alianza saudí con los personajes leales a Hadi, señalando que no lograran ningún avance hacia la profundidad de la zona de Midi, debido a la cohesión del frente interno y los fuertes preparativos del ejército, los Comités Populares, la quinta zona militar y las fuerzas navales asentadas en el lugar. 

 

En cuanto al frente de Nehm al este de Sanaa, Assamad hizo hincapié en que a pesar de la gran presión debido a los ataques aéreos que superan los ochenta por día y los intentos de avanzar, el “frente sigue cohesionado con el poder de Dios, el ejército, los Comités Populares y los habitantes de la región”, negando cualquier presencia del enemigo, según lo afirmó y señalando que “ha habido decenas de miles de bajas entre muertos y heridos en las zonas adyacentes a Sanaa”.

 

Assamad opina que el propósito de intentar avanzar es sembrar el caos y desestabilizar la seguridad, señalando que “la otra parte no ha logrado abrir ninguna brecha sobre el terreno y la escalada en todos los frentes busca ocultar el fracaso”, aunado a ello es evidente que la opinión internacional en su contra se incrementa.


No existen conflictos internos entre Ansar Allah y el Congreso General Popular

Assamad: no existen conflictos internos entre Ansar Allah y el Congreso General Popular
Assamad: no existen conflictos internos entre Ansar Allah y el Congreso General Popular
Por otro lado, Assamad negó que existiera desacuerdos entre el movimiento de Ansar Allah y el Congreso General Popular, señalando que “las diferencias se centran en quien avanza más rápido en las batallas y quien logra encabezar los frentes”, afirmando que “quien espera que exista conflicto interno está apostando a lo imposible después de que se mezcló la sangre de ambas partes en los frentes de lucha”, enfatizando que el frente interno no se puede fragmentar.

 

En cuanto a la extensión de su mandato en la presidencia del Consejo Político Supremo, dijo que esto se produce como excepción con el fin de completar algunos asuntos, entre ellos oficializar a los Comités Populares (concederles una figura jurídica), describiendo los comentarios sobre la exigencia de extender su mandato como “fabricaciones de parte de los medios", señalando que no hay nada que impida la entrega de la presidencia al Congreso sobre la base de la  transferencia pacífica del cargo y aclarando que la prioridad es enfrentar la agresión y la activación de los medios y los métodos para lograrlo.

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen.

Comentarios

Los puntos de vista y opiniones expresadas en los comentarios son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen