Dr. Jamal Wakim

Profesor de Historia y de Relaciones Internacionales de la Universidad Libanesa.

La voz de Mohammed Ali es solo la punta del iceberg de una gran indignación generalizada

La voz de Mohammed Ali es solo la punta del iceberg de una gran indignación generalizada contra el presidente Al-Sisi, debido al desgaste de los elementos de seguridad nacional bajo su mandato.

La voz de Mohammed Ali es solo la punta del iceberg de una gran indignación generalizada.
La voz de Mohammed Ali es solo la punta del iceberg de una gran indignación generalizada.

Las noticias del artista y empresario egipcio Mohammed Ali siguen encabezando las redes sociales.

Mohammed Ali, quien se había refugiado en España desde hace un año, huyendo de la persecución del presidente Abdel Fattah al-Sisi, continúa su campaña contra el mandatario egipcio, y con gran éxito, atrayendo a la opinión pública que ya está harta de la deteriorada situación económica y de seguridad en el país.

Mientras tanto, este éxito que ha logrado el artista egipcio demuestra que el hombre está tocando el dolor de la mayoría de los jóvenes egipcios.

Sin embargo, la pregunta que hacen algunos, ¿habrá partidarios y promovedores detrás de Mohammed Ali, o incluso competidores en las mismas filas del ejército egipcio que se beneficien de su campaña?

Cabe mencionar que lo que dice Mohammed Ali no es diferente de lo que se distribuye en muchos sitios opuestos al presidente Al-Sisi con el único “pero” que tiene Mohammed Ali, y es no estar respaldado por la Hermandad Musulmana ni por Turquía ni Qatar, una razón que ha llevado a aumentar su credibilidad y popularidad, y además, el hecho de que sus declaraciones son de alguien que ha estado en el corazón del régimen actual, lo que demuestra que existe una grieta en el estrecho círculo dentro del gobierno egipcio.

Generalmente, esta grieta es causada por un daño significativo relacionado con la seguridad nacional del país.

Entonces, ¿cuáles son los elementos de la seguridad nacional que han sido perjudicados en Egipto?

  1. El principal desafío que enfrenta el estado egipcio hoy es el terrorismo, especialmente en la península del Sinaí, un área estrechamente vinculada a la seguridad del Canal de Suez. El hecho de que Al-Sisi ha fracasado en eliminar al terrorismo parece haber llevado a varios altos oficiales a sentirse indignados en contra del presidente.
  2. El segundo desafío es la inestabilidad que prevalece en Libia, y que históricamente ha sido una extensión de la seguridad nacional de Egipto. Desde los tiempos de los faraones, el área de Benghazi es considerada primera línea de defensa para el Delta del Nilo contra las tribus del norte de África, mientras que Túnez constituyó siempre la máxima seguridad nacional de Egipto en el norte de África.
  3. Asimismo, la guerra en Yemen sería la tercera amenaza para la seguridad nacional de Egipto. Este país lleva mucho tiempo asociado con Egipto en virtud de su ubicación geográfica sobre el estrecho de Bab el-Mandeb, por donde cruza el comercio de Egipto entre la India y el Mediterráneo Oriental.
  4. No obstante, el apoyo del Al-Sisi a Arabia Saudita y a los Emiratos Árabes Unidos en su guerra contra Yemen ha llevado a sacrificar un elemento de la seguridad nacional de Egipto por parte del mandatario.

Asimismo, la inestabilidad en Sudán sería la cuarta erosión en la seguridad nacional de Egipto debido a que este país está vinculado con la seguridad del rio Nilo que es vital para Egipto.

Cabe mencionar que el derrocamiento de Hosni Mubarak a principios de 2011 se produjo una semana después del referéndum sobre la independencia de Sudán del Sur con la amenaza que ello representa para la seguridad nacional de Egipto.

Al mismo tiempo Etiopía siguió construyendo la Presa del Renacimiento (Nahda) en el Nilo con apoyo israelí y estadounidense para chantajear a Egipto y asediar su papel en la región del Cuerno de África.

  1. Por otro lado, la guerra que aún está en curso contra Siria desde 2011 representa la quinta amenaza más importante para la seguridad nacional de Egipto. Desde los albores de la historia, la estabilidad de Egipto se ha relacionado con la estabilidad en el Levante, y Damasco siempre ha sido la ventana desde la cual Egipto se proyecta al mundo. Perder la relación con el Levante significaba siempre la caída del régimen en Egipto, o por lo menos sufrir una inestabilidad destructiva.

Durante los últimos ocho años, Egipto ha dejado de jugar un papel activo en el intento de monitorear o esperar la explosión de Siria, e incluso algunos de sus líderes han tenido un papel negativo respecto a esta crisis, lo que condujo a Damasco a confiar cada vez más en Teherán y Moscú para contrarrestar los intentos de derrocar su gobierno por parte de Washington y sus aliados regionales.

  1. El sexto peligro para la seguridad nacional egipcia ha sido la concesión de las islas de Tiran y Sanafir en el Golfo de Aqaba, por parte de Al-Sisi a favor Arabia Saudita, hecho que condujo a que Egipto perdiera la ventaja de controlar el tráfico en dicha área, que fue el motivo de tres grandes guerras entre Egipto e Israel en 1956, 1967 y 1973. A esto se suma la presión de Estados Unidos sobre Al-Sisi para que acepte ceder partes del Sinaí para establecer un estado palestino como una patria alternativa a Palestina donde vivirían los palestinos bajo el control y la influencia israelí.

Por lo tanto, todo lo que hemos detallado anteriormente representan factores que provocan a los que les interesa profundamente la seguridad nacional egipcia, especialmente los altos oficiales del ejército, incluidos aquellos que son del círculo estrecho del propio gobierno, se preocupen y se mueven o hagan algo para salvar a Egipto.

En este contexto, Mohammed Ali podría ser parte de dicho círculo, que levantó la voz por su preocupación por la seguridad de Egipto, especialmente cuando algunas de esas informaciones aparecen en las grabaciones que el contratista y artista egipcio ha lanzado en las redes sociales.

Por todo esto, Mohammed Ali puede reflejar la inquietud de la calle egipcia contra Al-Sisi debido al daño causado a la seguridad nacional egipcia durante su mandato. Y tal vez, su voz es solo la punta del iceberg que esconde muchas otras personas que albergan una gran indignación contra el presidente y que pueden actuar bajo el lema de "defender la seguridad nacional de Egipto".


LE RECOMENDAMOS LEER

¿Acaso anuncia la subversión del contratista Mohammad Alí la caída de los nuevos mamelucos de Egipto?