Zahra Fadly

Periodista tunecina

¿Liderará Túnez una nueva troika?

Parece que la forma de la coalición del gobierno en Túnez está empezando a ser más clara para los seguidores políticos, mientras, tan pronto que el presidente de Ennahda, Rashed Ghannouchi, fue elegido presidente del parlamento, se comenzó a hablar sobre una nueva "troika" que gobernaría en los próximos cinco años.

  • ¿Liderará Túnez una nueva troika?

El jefe del Movimiento Ennahda (Renacimiento), Rashed Ghannouchi, fue elegido como presidente del Parlamento el pasado 13 de noviembre por mayoría de votos, luego de que su rival, Corazón de Túnez, le otorgó los votos de sus diputados, lo que abrió el camino para hablar sobre una posible coalición entre ambos en el próximo gobierno.

Mientras Ennahda no logró llegar a un acuerdo con la Corriente Democrática y el Movimiento Popular luego de negociaciones entre ellos en las últimas semanas, ambos partidos exigieron la aprobación de un candidato fuera de las dos partes para encabezar el gobierno, con el fin de apoyar a Ghannouchi para ser el presidente del Parlamento.

A pesar que el Movimiento de Ennahda dijo anteriormente que no se aliaría con Corazón de Túnez por las sospechas de corrupción con respecto a algunos de sus líderes, sin embargo, los cambios en las posiciones en los últimos minutos antes de la elección se indicó claramente una alianza predecible entre los dos partidos.

Por su parte, el dirigente en el Movimiento Amer Al-Arrayed confirmó a los medios locales, al margen de la excelente sesión para formar el nuevo legisativo, que los diálogos también incluían el proceso del gobierno, haciendo hincapié en que el consenso tendrá un impacto en el proceso del gobierno.

El otro dirigente en el Movimiento Renacimiento Imad Khamiri expresó "si no nos apoyan hoy, es probable que el partido de Corriente Democrática y el Partido Popular queden fuera del próximo gobierno de coalición", refiriéndose a no incluir los dos partidos si no votaran por Rashid Ghannouchi para que encabece el Parlamento, y esto es lo que sucedió.

El diputado de la Coalición de la Dignidad Karama, Yousri Daly, enfatizó que la coalición no se aliará con Ennahda en el poder si decide incluir al partido Corazón de Túnez en la composición del nuevo gobierno, sin embargo, el diputado del Movimiento Popular, Khaled Kreishi, declaró que una nueva troika comenzó a tomar forma con la Alianza de An-Nahda, Corazón de Túnez y la Coalición de la Dignidad.

Asimismo, Kreishi explicó que la primer parte de esta troika ha comenzado con la elección de un diputado del Corazón de Túnez como primer vicepresidente del Consejo, y que la segunda parte será con la elección de Yousri Daly para la Coalición De Dignidad como segundo vicepresidente.

Una Alianza Parlamentaria

En una declaración a Al-Mayadeen, el analista político Bulbaba Salem expresó que hay dos partes dentro del Movimiento Ennahda, una parte cree que es necesario que el camino para formar un gobierno sea separado del camino de la elección de la presidencia del Parlamento y de la coalición bajo la cúpula de la Cámara de Representantes del Pueblo.

Salem señala que la segunda hipótesis está excluida siempre y cuando que Ennahda logró sus objetivos al elegir a Rashed Ghannouchi como presidente del Parlamento, donde y desde el punto de vista de Salem el Movimiento Ennahda tratará ahora con los partidos Corriente Democrática y Popular de manera más flexible, señalando que es posible que nombre a un primer ministro independiente y otorgue ministerios soberanos a ambos partidos.

Los procesos gubernamental y parlamentario son concomitantes

Por su parte, el periodista Nizar Muqni en una declaración a Al Mayadeen se preguntó "¿Cómo una coalición parlamentaria no es una coalición mayoritaria en el marco de un gobierno de coalición?"

En sus declaraciones Muqni expresó: "Creo que hoy existe una nueva troika que gobernará el país y su pilar principal será An-Nahdha y sus ramas son Corazón de Túnez y la Coalición de la Dignidad", haciendo hincapié en que Corazón de Túnez estará presente en el próximo gobierno a cambio de que la Coalición de la Dignidad esté presente como un aliado del Ennahda en el parlamento y esté dentro del cinturón político del gobierno.

Muqni agregó que "está claro que es una nueva troika y que otros partidos, como Viva Túnez, podrían unirse si se logra una fórmula de adhesión, por ejemplo como conceder el ministerio de relaciones exteriores a Youssef Chahed".

El hecho de que los diputados en el Corazón de Túnez dieran sus votos a Rached Ghannouchi ha representado una sorpresa para la opinión pública tunecina.

Los seguidores de la situación política preguntaron: ¿Es posible que lo sucedido en el Parlamento tenga un gran impacto y lo que ocurrirá en las consultas gubernamentales refleje otro impacto preventivo? y, lo que es más importante aún, ¿serán los resultados de las elecciones de 2024 un choque vengativo sin precedentes?

Las ideas y opiniones expresadas en esta artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen