Qasem Ezzeddine

Investigador, Diploma en Estudios Antropológicos de la Universidad de Sorbonne en París. Escritor en varios periódicos.

¿Cómo se enfrenta Irán a la guerra de los Estados Unidos?

No es ningún secreto que la retirada de Donald Trump del acuerdo nuclear no ha sido de ningún modo por el programa nuclear de Irán, como se habló a este respecto, sino que trata de desestabilizar a Irán. El sofocante bloqueo estadounidense a las transacciones comerciales y las empresas extranjeras causará rápidamente una caída en el precio del riyal iraní en comparación con la moneda fuerte.

Trump firma de sanciones económicas contra Irán.

La guerra económica librada por la administración de los Estados Unidos contra Irán tiene como objetivo sabotear la situación economía y social, lo que lleva a legítimas protestas y demandas y provoca una desestabilización ilegal e injerencias extranjeras. Pero esta guerra podría convertirla Irán en una oportunidad para trabajar en la construcción de una economía resiente, como lo llamó el Líder Supremo Ali Khamenei.

¿Cómo se enfrenta Irán a la guerra de los Estados Unidos?

No es ningún secreto que la retirada de Donald Trump del acuerdo nuclear no ha sido de ningún modo por el programa nuclear de Irán, como se habló a este respecto, sino que trata de desestabilizar a Irán. El sofocante bloqueo estadounidense a las transacciones comerciales y las empresas extranjeras causará rápidamente una caída en el precio del riyal iraní en comparación con la moneda fuerte.

La irrazonable subida precio de mercancías y bienes importados del mercado mundial está causando problemas para Irán en el costo de la vida, lo que lleva a la protesta de una gran parte de la población urbana, y la protesta de una sección de comerciantes de bazar que dependen de la importación y exportación en moneda fuerte. Este clima de tensión social suele ser un entorno apropiado para la intervención de servicios de inteligencia israelí y occidental y un intento de desestabilizar la estabilidad política.

La administración de los Estados Unidos está tratando de apartar sus manos de la responsabilidad por esta guerra económica y trata de matar de hambre al pueblo iraní al apostar sobre la explotación del problema a su favor de sus aliados en Israel y el Golfo.

EE.UU. deliberadamente ignora el volumen de riqueza iraní que ha sido confiscado en Estados Unidos y Occidente, desde la revolución iraní, en sus bancos centrales, e ignora la magnitud de las fuertes pérdidas sufridas por Irán como resultado de sanciones injustas e incumplimientos de acuerdos comerciales reconocidos en el mercado internacional, también está buscando difundir las palabras del dueño de una pequeña tienda sobre la producción de riqueza nacional y la justicia en distribuirla.


Mike Pompeo

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, desmiente las razones de la crisis económica impuesta por su gobierno a Irán para evitar que produzca una riqueza nacional relevante y depende de  sus capacidades y los esfuerzos de su pueblo. Él alega que el gobierno iraní está gastando su riqueza nacional en Siria, Líbano, Palestina y Yemen y en trabajaos destinados a desarrollar su programa nuclear, de esta manera, en una ingenuidad deliberada sobre la producción y distribución de riqueza, Netanyahu hizo su comentario en el mismo sentido y Lieberman escribe las mismas palabras en persa, pero Anwar Gargash agrega a éstas  " la Interferencia iraní en asuntos internos árabes”.

Esta es una campaña estadounidense que involucra a Israel, los estados del Golfo y otros organismos. "No hay ni un solo iraní que la acepte o se someta a la presión estadounidense", según la confirmación del presidente Hassan Rouhani. Él se compromete a "minimizar el pago de los precios para soportar las dificultades y preservar la soberanía". El gobierno está trabajando en un programa de cinco pilares, incluido el desempleo, según anunció el presidente Hassan Rouhani.

Pero la liberada guerra de Estados Unidos para subvertir la economía iraní y desestabilizarla podría ser la salida de Estados Unidos e Israel de su impotencia de llevar a cabo una guerra militar y terminar con una guerra económica sofocante. El gobierno iraní puede considerar necesario revisar el Sexto Plan Quinquenal de Desarrollo para 2016-2021, que se basa en reformas económicas que el Banco Mundial lo describe como factores de mercado para aumentar las importaciones y exportaciones, y cumplir con las condiciones del mercado internacional y los valores de cambio de la moneda fuerte.


Sayyed Ali Khamenei

Sayyed Ali Khamenei pide una respuesta firme a la corrupción y los corruptos, y exige que las condiciones de trabajo y de vida sean seguras a la luz de las demandas. El líder,  que tiene observaciones sobre los factores de mercado, ha propuesto desde 2012 construir una contra-economía para inmunizar a la economía social de las presiones externas, contando con  el fortalecimiento de la producción nacional frente a la llamada apertura y depender  de las importaciones del mercado internacional.

En cuanto a las recetas del Banco sobre la libertad de mercado y la inversión extranjera directa, Sayyed Ali Khamenei sugiere promover la inversión nacional e imponer controles de capital. Irán es un país que tiene la mayor parte de sus recursos  naturales y humanos para garantizar la seguridad alimentaria, como lo describe, Joseph Stiglitz, quien enfrenta el mito de la llamada "revolución verde" basada en la libertad del capital y las grandes empresas multinacionales, y es un país que goza de un gran conocimiento y energía para hacer frente a la invasión económica externa, que  alerta de sus peligrosas plagas sobre  los pueblos.