Dr. Jamal Wakim

Profesor de Historia y de Relaciones Internacionales de la Universidad Libanesa.

¿Cuáles son los objetivos de Trump con las sanciones contra Irán?

Después de entrar las sanciones estadounidenses contra Irán en vigencia, la pregunta sigue siendo; ¿qué se espera de estas sanciones en el frente político del presidente estadounidense, Donald Trump?

¿Cuáles son los objetivos de Trump de las sanciones contra Irán?

No hay duda de que el momento de la entrada en vigor de las sanciones fue elegido  para que coincidiera con las elecciones de mitad de período en los Estados Unidos.

Su discurso de alto tono contra Irán concordó con un discurso igual contra los inmigrantes y las minorías  con una retórica populista que apela a los grupos populares, rurales y conservadores en los Estados Unidos quienes con sus votos han contribuido en su victoria hace dos años.

Este martes 6 de noviembre, los republicanos perdieron la Cámara de Representantes, aunque  en el Senado extendieron su mayoría. Trump tendrá un Congreso dividido en lo que resta a su mandato hasta 2020.

El segundo objetivo y el más importante también está vinculado a las tendencias de Trump pro israelíes, incondicionales y consistentes con los principios de su Iglesia Evangélica, que se considera una iglesia cristiana sionista.

Las sanciones tienen como objetivos garantizar la seguridad de Israel, que ahora enfrenta desafíos solo de Irán, Siria y la resistencia libanesa liderada por Sayyed Hassan Nasrallah.

Las sanciones también tienen como objetivo presionar a Irán para que "cambie su comportamiento" y abandone sus alianzas en la zona del oeste del Éufrates, que, según los estadounidenses, debe ser un área de influencia puramente israelí.

El segundo objetivo es parte de una estrategia más amplia dirigida a la hegemonía estadounidense sobre el Medio Oriente, que se extiende desde Marruecos al oeste hasta Afganistán en el este para controlar el complejo de transporte global y garantizar el dominio absoluto de las rutas comerciales internacionales.

Ese control también ofrece a Estados Unidos la oportunidad de generar diferencia entre Rusia y China, por un lado, India y Sudáfrica, por otro, colocando a Washington muy cerca del centro de Asia, que representa el talón de Aquiles de la seguridad nacional rusa y china.

Trump está apostando a que las sanciones lograrán sus objetivos sometiendo a Irán en un año, antes que su mandato entre el cuarto año, lo que lo obligará a congelar todos sus proyectos y políticas para concentrar en las elecciones presidenciales para ganar un segundo mandato.

Esto por esto, el próximo año, y hasta el final de la mitad de 2021, será el año de la escalada política de Trump, y el espera que los resultados formen un crédito para ganar un segundo mandato.

Esto es desde el punto de vista estadounidense. Mientras, desde el punto de vista de Irán, estas sanciones pueden no dar frutos, como esperan los estadounidenses, y pueden ser un incentivo adicional para que las fuerzas rivales de Estados Unidos unan sus esfuerzos para contrarrestar los intentos de los líderes de Washington en la hegemonía.