Opinión - #Cuba

Desde el derrocamiento del régimen del Sha de Irán en 1979, las relaciones entre Estados Unidos e Irán no se encuentran bien, en realidad están regidas por la tensión.

He ahí un primer detalle: los cubanos reconocen en la RPD de Corea a una nación de vocación independentista y soberana, vencedora de dos imperios. Primera y fundamental cercanía.

Es común en parte de la izquierda latinoamericana utilizar la palabra Imperio para referirse a los Estados Unidos, y antiimperialistas suelen reconocerse quienes cuestionan las políticas hegemonistas e injerencistas que ese país ha sostenido en la región. Por ejemplo, la Constitución vigente en Cuba y el nuevo proyecto que se discute actualmente recogen la expresión “imperialismo yanqui” y el proclaman el antiimperialismo como un principio de las relaciones internacionales de la República.

En tiempos tormentosos, siempre aparece Cuba para acercar el sol del entusiasmo y la comprobación de que si hay Revolución el camino es de victoria. Esta otra gran patinada del Imperio estadounidense en las Naciones Unidas, viene a demostrarlo. No solo no pasaron y fueron rechazadas por voto mayoritario las ocho enmiendas con que quisieron embarullar y ensuciar el escenario -en nombre de los derechos humanos que ellos jamás respetan- sino que en la votación final otra vez se quedon solos con sus hijos putativos de Israel. Ni siquiera pudieron rasguñar alguna solitaria abstención, ya que, lo cierto es que no convencen a nadie con su obsesión contra esa pequeña y digna isla del Caribe.

Durante toda una semana, la que duró el viaje del presidente Miguel Díaz-Canel a Nueva York, lo primero que hice cada día, fue consultar las ediciones impresas de The New York Times y Wall Street Journal, que la administración de nuestro modesto hotel en Park Avenue ponía a disposición de sus huéspedes antes de amanecer.

El Presidente cubano confiesa que comienza las mañanas leyendo Cubadebate y las opiniones que da el pueblo en nuestro portal digital.

Nueve científicos cubanos, miembros de un panel de la Academia de Ciencias de Cuba, sostuvieron la pasada semana un intercambio en Washington con médicos del Departamento de Estado acerca de los llamados incidentes de salud que ha alegado el gobierno estadounidense para disminuir al mínimo su personal diplomático en La Habana, afectar los servicios migratorios a ciudadanos cubanos que desean viajar a ese país y elevar la retórica en las relaciones bilaterales. 

Temas diversos, tales como la relación muy especial entre Raúl y el presidente cubano, la disposición permanente de Cuba a ayudar a los demás, las relaciones Estados Unidos-Cuba, el proyecto de constitución, visión del presidente al respecto, el estado, el gobierno, el partido único y la juventud, la interrelación imprescindible entre la base y las estructuras superiores de gobierno, estos y otros temas fueron analizados en la primera entrevista a profundidad del presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez a un medio extranjero desde que asumió la presidencia en abril 2018.

Cuba amplía derechos, transforma la estructura de su Estado en función de atender mejor a los reclamos ciudadanos y adapta su legislación a los cambios que en la última década han tenido lugar en la economía del país para ajustarla al difícil escenario internacional en que debe desempeñarse. Desde el 13 de agosto rinde homenaje a Fidel con un debate popular en el que todo el pueblo es constituyente, a partir de un proyecto que ya tuvo en su Asamblea Nacional un sustancioso debate.