Opinión - #Estados Unidos

Día tras día Trump parece hundirse más en el pantano. Aún sin conocerse su parte de culpa en los “trapos sucios” que pudiera airear la investigación del fiscal especial Robert Mueller, el presidente está solo.

Hace unos días, cuando la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, anunció el retiro de las fuerzas estadounidenses de Siria, de inmediato me vino a la mente la imagen de los soldados israelíes que huían del sur del Líbano dejando atrás a sus secuaces locales.

El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar sus tropas de las bases en el este de Siria ha generado un gran debate sobre si la Casa Blanca ha reconocido el fracaso de sus proyectos en ese país o si es una maniobra de los medios que no conlleva una acción en el terreno.

Las últimas acciones del gobierno republicano cuando aún controlan ambas cámaras del Congreso, acentúan su incapacidad para la aprobación de un plan de gastos, y dejan sobre la mesa la controvertida financiación del muro en la frontera, una parte del tema migratorio, que puede afianzarse entre los más candentes rumbo a las elecciones presidenciales de 2020.

La decisión del presidente Donald Trump de retirar las tropas estadounidenses de Siria ratifica la posición intervencionista de muchos políticos norteamericanos, la postura nacionalista del mandatario y las contradicciones dentro de su propio Gobierno.

Hasta ahora es una incógnita cuántos “elefantes”, animal que identifica a los republicanos, se presentarán al punto de arrancada de la que previsiblemente será una de las campañas presidenciales más disputada y enconada en la historia de Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, avanza hacia sus dos últimos años de gobierno certificando la máxima de divide y vencerá que caracterizó hasta ahora a su administración.

Falsedades, promesas incumplidas y la manipulación informativa caracterizaron durante años la política de Estados Unidos sobre el tema migratorio, pese a que este país se erigió con el trabajo de los inmigrantes y en esencia es una nación de personas que vinieron de fuera y sus descendientes.

El cambio en la dinámica política en nuestra región y las esenciales transformaciones que han ocurrido en los centros de influencia parecen tener un impacto significativo en el resultado del nuevo conflicto alrededor de las afirmaciones de (Israel) de los túneles de Hezbollah en la frontera.