Opinión - #Irán

La aplicación de sanciones resultó en agosto pasado una práctica recurrente del Gobierno de Estados Unidos como parte de su criticada política internacional, principalmente hacia Irán y Rusia.

Estados Unidos en sus intentos para arrullar los sueños de sus aliados en el Golfo contra Irán, quiso apostar a lo que se denomina el acuerdo del siglo, un pacto elaborado en alianza con (Israel) y cuyo fin es liquidar la causa palestina reivindicando la prioridad del conflicto contra Irán; pero este acuerdo fantasioso creado por Estados Unidos resultó ser un híbrido y puede tal vez permitir a los adversarios de Estados Unidos llenar el vacío sobre los escombros del mismo.

No es ningún secreto que la retirada de Donald Trump del acuerdo nuclear no ha sido de ningún modo por el programa nuclear de Irán, como se habló a este respecto, sino que trata de desestabilizar a Irán. El sofocante bloqueo estadounidense a las transacciones comerciales y las empresas extranjeras causará rápidamente una caída en el precio del riyal iraní en comparación con la moneda fuerte.

Sobre el destino del acuerdo nuclear iraní en el programa "Kalima Hurra" (Palabra libre) conversa Mohajerani con Al Mayadeen.

Los esfuerzos de Rusia para establecer un acuerdo con Washington, (Israel) y Jordania para crear una zona de distensión en el sur de Siria, enfrenta el riesgo de la retirada de Estados Unidos e (Israel) de los acuerdos previos, y esta retirada, amenaza con iniciar una escalada contra Siria e Irán, y posiblemente no le quedaría a Rusia ninguna alternativa sino la de enfrentar la escalada en el sur sirio.

Las condiciones difíciles de cumplir anunciadas por Mike Pompeo bajo la denominada "nueva estrategia", apuestan a la guerra económica para obligar a Irán a negociar y someterse; pero Irán, la cual posee opciones económicas alternas, tal vez amenace con voltear la mesa.

La historia enseña que todos los imperios, por poderoso que fueren, se han derrumbado por obra y gracia de sus propios gobernantes, más que por la acción de los enemigos externos.

Muy probablemente hoy el presidente Día 8 Donald Trump deberá pronunciarse sobre la continuidad o no de la participación de su país en el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán.

La exhibición presentada por Netanyahu sobre el programa nuclear iraní no tuvo éxito y no logró aglutinar una opinión pública internacional en contra Irán y con la excepción de la reacción favorable de Estados Unidos, la reacción occidental se ha mantenido firme a favor del acuerdo nuclear; ¿Se considera esto un fracaso para los esfuerzos de Netanyahu que busca promover una guerra internacional contra Irán? ¿O es temprano dar una respuesta por ahora?