Opinión - #Israel

A casi ocho años de iniciado el plan desestabilizador para las naciones árabes refractarias a los mandatos de Estados Unidos, en esencia Libia y Siria, cuyo nombre de fantasía fue “La Primavera Árabe”, ahora mal trecha, casi agónica, resurge en lo que sin duda había sido el objetivo fundamental, de aquel trazado, instalar el caos y si fuera necesario una “guerra civil” en Irán, para terminar con la revolución de 1979.

La agenda del presidente estadounidense Donald Trump, durante 2017, estuvo marcada en gran medida por el abandono de reglas, medidas y acuerdos de administraciones pasadas, sobre todo los adoptados por su predecesor, Barack Obama (2009-2017).

Arabia Saudita está al borde del abismo, y como consecuencia de ello Oriente Próximo está al borde de la guerra. Nos estamos quedando en los pequeños detalles, como la impuesta (por Arabia Saudita) renuncia del primer ministro libanés o la detención de ciertos príncipes y burócratas sauditas, pero todo lo que está sucediendo no es otra cosa que el preludio de la guerra final o mejor, del intento final -puesto que todos los anteriores han fracasado estrepitosamente, desde Líbano a Yemen pasando por Irak y Siria- de "evitar" lo que los medios de propaganda occidentales (antes llamados medios de comunicación) consideran "el creciente poder de Irán".

Netanyahu: Nuestras amenazas son serias si Hezbollah e Irán no se retiran de Siria.

Solo una nota de 67 palabras, escritas hace exactamente un siglo, el dos de noviembre de 1917, que el mundo recordara como la “Declaración de Balfour”, ha alcanzado no solo para modificar la geografía de Medio Oriente, sino la historia del mundo.

El conocido escritor Abdel Bari Atwan señaló en un artículo publicado hoy que, con la caída de la ciudad de al Raqqa, la capital oficial de DAESH (EI), en manos de las fuerzas de Siria Democrática, con la ayuda de casi 900 soldados “marines” y una cobertura aérea estadounidense, inicia los preparativos estadounidenses para la guerra más importante y peligrosa contra Irán, en un intento para cambiar su sistema y eliminar su brazo armado en la región, es decir, Hizbulah.

En el 29 de octubre de 1956, Gran Bretaña, Francia, e Israel co­mo aliados, atacaron militarmente a Egipto, nada más de tres meses después de que el difunto líder egipcio Gamal Abdel Nasser nacionalizara el Canal de Suez y recuperar el derecho de Egipto a él.

Siria, el eje pro-sirio y los elementos que caracterizan sus principales factores.

Dos veces en menos de un mes han coincidido en el océano Atlántico tres huracanes. Un hecho extraordinario no sólo por la frecuencia de estos fenómenos sino también por su inusual intensidad que en varios casos ha alcanzado la máxima categoría en la velocidad de sus vientos. Ahora mismo uno de nombre María amenaza con seguir parte de la ruta devastadora con que su antecesor Irma golpeó varias islas de la Caribe y la península de la Florida.