Opinión - #Siria

La Federación de Rusia ha determinado que la batalla del Este del río Éufrates será la última en la guerra de Siria, y antes de que llegue ese momento se debe hacer mucho para decidir la batalla de Idlib militarmente, después de haber sido resuelta políticamente y establecidas nuevas reglas de enfrentamiento con (Israel).

Moscú y Damasco congelaron la operación militar en Idlib con el fin de desinflar los preparativos estadounidenses para un ataque contra Siria.

Idlib, es la última provincia siria controlada por los terroristas, que según la oportunidad y necesidad política pueden ser definidos tanto como “extremistas” u “oposición moderada” que luchan contra la “tiranía” de al-Assad, el presidente constitucional sirio. La provincia que representa el 10% de la superficie total del país, fue arrebatada al Ejército Árabe Sirio, (EAS), en 2015, por una joint venture de organizaciones terroristas que hoy ocupan diferentes núcleos urbanos de la provincia, y que también se enfrentan entre ellas.

Posibilidades de un ataque militar occidental contra el ejército sirio

El rechazo de Al Assad a la propuesta de cortar sus relaciones con sus aliados más leales no constituye solo una cuestión moral para el presidente sirio, sino una afirmación de la dignidad, y de no darse por vencido ni entregarse bajo diferentes fórmulas, tales como la propuesta saudita.

Milad Atieh: “La presencia de tropas estadounidenses y turcas en el territorio sirio es ilegal de acuerdo al derecho internacional y deben retirarse del territorio sirio”

Al-Mayadeen entrevistó a Robert John Carr, ​ más conocido como Bob Carr, un político australiano y actualmente es senador por el estado de Nueva Gales del Sur y fue Ministro de Relaciones Exteriores de su país hasta septiembre de 2013. Bob Carr nació el 28 de septiembre de 1947, en Matraville, Australia y milita en el Partido Laborista Australiano.

Los esfuerzos de Rusia para establecer un acuerdo con Washington, (Israel) y Jordania para crear una zona de distensión en el sur de Siria, enfrenta el riesgo de la retirada de Estados Unidos e (Israel) de los acuerdos previos, y esta retirada, amenaza con iniciar una escalada contra Siria e Irán, y posiblemente no le quedaría a Rusia ninguna alternativa sino la de enfrentar la escalada en el sur sirio.

El axioma jurídico se verifica, en las últimas acciones del régimen sionista contra posiciones sirias, que desenmascaran cuál ha sido su proceder desde el mismo inicio del conflicto en 2011.