¿A nadie le duele Yemen?