Episodios

Sin resultados anunciados el enviado de la ONU Martin Griffith abandonó la capital yemení Sanaa, después de reunirse con el dirigente de Ansar Allah, Abdel Malik al Houthi, con el presidente del partido del Congreso General del Pueblo, Sadiq Abou Ras, así como con otros funcionarios yemeníes.

Mientras afirman los observadores que el congelamiento de la membresía del primer ministro tunecino Youssef al Shahed es en sí mismo un señalamiento indirecto de su desvinculación con el Partido Nida´ Túnez y una preparación para el anuncio de su nuevo proyecto político, se murmura tras los bastidores políticos en el país sobre una guerra de filtraciones entre la Kasba y Cartago que abren todo el panorama hacia múltiples transformaciones.

En una primera reacción al acuerdo ruso-turco, el Frente al Nusrah, el Partido Islámico de Turkmenistán y la organización Protectores de la Religión, no aceptaron retirarse de las zonas bajo su control, ni retirar las armas pesadas de las líneas del frente en contacto con el ejército sirio, pero el acuerdo fue acogido con agrado por Teherán y Damasco a la espera de que Ankara cumpla su compromiso para así cerrar el expediente de los grupos terroristas en la provincia de Idlib.

La agresión israelí contra Siria conlleva una amenaza de represalia por el acuerdo ruso-turco, cuya confección se realizó en colaboración con Teherán y Damasco con el fin de resolver la crisis, pero el derribo del avión ruso obliga a Moscú a tomar medidas que cambian la relación con Israel de un antes de la agresión a un después de la misma.

El 16 de septiembre de 1972, el ejército israelí cometió una masacre en el poblado de Tulin, en el sur del Líbano, asesinando a ocho personas de una sola familia; la masacre fue mencionada como una noticia ordinaria en los periódicos libaneses; hoy el canal al Mayadeen la rememora cuarenta y seis años después.

Alrededor de setecientos mil estudiantes en Alepo regresaron a sus escuelas para disfrutar de la vuelta a clases en más de mil doscientos institutos educativos.

El presidente turco Recep Tayyip Erdoğan pidió a la comunidad internacional que asuma su responsabilidad por el ataque contra Idlib, considerando que el costo de las posiciones negativas sería alto y que no se puede dejar al pueblo sirio a merced de al Assad; las posturas de Erdoğan llegan en un momento en que el ejército turco continúa enviando nuevos refuerzos militares a la frontera con Siria.

El partido al Dawa Islámica en Iraq afirmó que rechaza el debilitamiento de la Concentración Popular, y señaló en su comunicado que el partido no es responsable solo del éxito o del fracaso en la administración del estado; asimismo el partido al Dawa hizo un llamado para formar un gobierno que tenga la capacidad de atender las necesidades de la gente y de combatir la corrupción, hecho enfatizado por la referencia religiosa al Sayyed Alí al Sistani.

La amenaza estadounidense - occidental contra Siria bajo el pretexto del uso de armas químicas se cruza con los esfuerzos de Ankara para detener la batalla de la liberación de Idlib con el pretexto del expediente humanitario, pero la alianza sirio-iraní que continúa desmantelando las apuestas de Washington en Iraq y en Siria, deciden con Rusia recuperar a Idlib y con eso hay para cada eventualidad una acción.

Dijo el jefe del Estado Mayor de Irán, Mohamad Bagheri que las fuerzas armadas de Irán no se quedarán de brazos cruzados ante las conspiraciones que se tejen en su contra.

Putin insiste en reforzar el uso de monedas nacionales en el intercambio comercial entre Rusia y China.