¡Disparen a los ojos!

Cientos son los lesionados que han dejado las protestas populares en Chile, sin embargo el alarmante número de lesiones oculares ha causado la indignación del pueblo chileno. Unas cifras que superan incluso zonas de guerra en el mundo.