Prisionero Taqatqa murió por torturas de fuerzas israelíes, denuncian organizaciones palestinas

La muerte del prisionero Nassar Taqatqa, en confinamiento solitario en la prisión israelí de Nitzan, fue resultado de los golpes propinados en la cabeza por las fuerzas israelíes. La familia del reo confirma que su hijo no sufría de problema de salud y fue martirizado bajo tortura.

En varias partes de Ramallah y Gaza se organizaron manifestaciones en apoyo de los presos y para condenar el asesinato de Taqatqa.
En varias partes de Ramallah y Gaza se organizaron manifestaciones en apoyo de los presos y para condenar el asesinato de Taqatqa.

La Oficina de Información de los Prisioneros denunció que el reo palestino Nassar Taqatqa murió como resultado de los golpes propinados en la cabeza por militares de la ocupación israelí.

La administración de las prisiones israelíes evitó comentar lo sucedido para ocultar el crimen.

Por su parte, el Movimiento Cautivo señaló que Taqatqa fue víctima además, de la negligencia médica.

Asimismo, responsabilizó a las autoridades de la ocupación con lo ocurrido, y señaló que el cuerpo de Taqatqa está aún retenido, lo que confirma el delito de la ocupación.

La familiar del mártir Taqatqa señaló que su hijo no padecía problemas de salud y fue asesinado bajo tortura.

Por su parte, Qadri Abu Bakr, jefe de la Comisión de Asuntos de Prisioneros Palestinos, ratificó a Al Mayadeen que Taqatqa fue sometido a tortura, y que la negligencia médica condujo a su deceso, pues él no padecía problemas de salud.

Abu Bakr exigió que las autoridades de ocupación realicen la autopsia al cuerpo de Taqatqa, ya que según informó la administración de las cárceles el fallecimiento lo provocó un derrame cerebral.

A raíz de la muerte de Taqatqa, el servicio penitenciario cerró todas las prisiones, evitando así las visitas de los abogados. Al mismo tiempo, canceló todos los tribunales y el movimiento de los presos.

En varias partes de Ramallah y Gaza se organizaron manifestaciones en apoyo a los prisioneros y para condenar el asesinato de Taqatqa.

Con la pérdida el de Taqatqa, la cifra de víctimas fatales del Movimiento Cautivo Palestino ascendió a 220.