Qatar protesta contra amenazas de algunos países árabes de boicotear Al Jazeera

En declaraciones publicadas por Qatar News Agency (QNA), Ali bin Samikh Al Marri, presidente del Comité Nacional de Derechos Humanos de Qatar (NHRC), señaló que el Comité no guardará silencio ante la incitación de los países de boicot a los medios de comunicación y profesionales de Qatar, lo que equivale explícitamente a atacar Al-Jazeera.

Qatar protesta contra amenazas de algunos países árabes de boicotear Al Jazeera.
Qatar protesta contra amenazas de algunos países árabes de boicotear Al Jazeera.

El presidente del Comité Nacional de Derechos Humanos de Qatar (NHRC), Ali bin Samikh Al Marri, respondió a las amenazas de los países de boicot (Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Egipto) de atacar a Al-Jazeera en Doha.

En declaraciones publicadas por Qatar News Agency (QNA), Al Marri señaló que el Comité no guardará silencio ante la incitación de los países de boicot a los medios de comunicación y profesionales de Qatar, lo que equivale explícitamente a atacar Al-Jazeera.

Señaló que la crisis del Golfo ha alcanzado un punto culminante, lo que aumentó las preocupaciones y los temores de los pueblos de las regiones del Golfo.

Destacó que el éxito de cualquier alianza regional e internacional depende de poner fin a esta crisis y detener las violaciones cometidas por los cuatro países boicoteadores.

“Debemos tomar medidas disuasorias contra los países boicoteadores, para obligarlos a detener las violaciones que han afectado a miles de familias, ciudadanos y residentes en Qatar”, agregó.

Al Marri también afirmó que la crisis de asedio ha provocado que se rompan los lazos sociales de las familias en la región del Golfo. Por lo tanto, cualquier amenaza a la estabilidad de la región tendría implicaciones para la seguridad y la estabilidad del mundo en general.

Añadió que los Emiratos Árabes Unidos continúan con su estrategia basada en la intransigencia, y violan y no respetan las resoluciones emitidas por la Corte Internacional de Justicia.

“La administración de Estados Unidos, al igual que otros gobiernos occidentales, asumirá la responsabilidad si no actúa de inmediato para evitar que los países de boicot prolonguen deliberadamente la crisis y protejan los derechos humanos en la región del Golfo, que de la misma manera está interviniendo en otras partes del mundo”, declaró.

“De vez en cuando escuchamos sobre los esfuerzos internacionales y regionales para garantizar la seguridad y la estabilidad en la región, y se debe tener en cuenta que el éxito de cualquier esfuerzo para establecer una alianza regional o internacional depende de la resolución de la crisis del Golfo y de un fin a las violaciones perpetradas por los países de boicot”, dijo.

El funcionario qatarí invitó al Comité de Derechos Humanos de Tom Lants en el Congreso de Estados Unidos a visitar el NHRC en Doha para investigar las ramificaciones del asedio y monitorear las reformas del mercado laboral y los avances en ese campo.