Presidente de Colombia busca justificaciones para intervención militar en Venezuela

Pese a todos los intentos por quebrar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la oposición no ha podido romper la unidad cívico-militar y la fidelidad al presidente constitucional Nicolás Maduro.

Tríada contra Nicolás Maduro
Tríada contra Nicolás Maduro

El presidente de Colombia, Ivan Duque, principal aliado del gobierno de Estados Unidos en su hostilidad y agresividad contra Venezuela, hizo afirmaciones que solo buscan justificaciones para una interveción militar en el vecino país.

Según un video publicado en la red social Twitter, Duque afirmó que "los grandes cabecillas del (colombiano) Ejército de Liberación Nacional están en Venezuela, protegidos por Maduro".

Por eso -dijo- "invitó" al diputado opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado, y a la Asamblea Nacional de Venezuela, en desacato desde 2016, a "que permitan y facilite la captura de esos delincuentes", lo que suena a que de luz verde a la eventual intervención foránea.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, advirtió en su cuenta en Twitter que "es tal el desespero por cumplir las órdenes que reciben en Washington, que quedan en evidencia: al aterrizar de su viaje a EE.UU. monta un falso positivo contra Venezuela e inmediatamente después el autoproclamado de Narnia se suma a su mentira: siguen la cadena de mando".

Por su parte, Guaidó confirmó que conversó con Duque sobre la supuesta "presencia del ELN y otros grupos irregulares en suelo venezolano", la matriz de opinión que tratan de imponer ahora para cosiderar que "es el momento de que nuestra Fuerza Armada ejerza la soberanía de la Nación y luche contra esta ocupación irregular en nuestro territorio".

Pese a todos los intentos por quebrar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la oposición no ha podido romper la unidad cívico-militar y la fidelidad al presidente constitucional Nicolás Maduro.

El golpista Guaidó ya anticipó que la Asamblea Nacional podría aprobar la opción de una intervención militar de EE.UU. en su país y a su vez admitió que le falta más apoyo militar. 

Durante una reciente entrevista, Guaidó calificó de “gran noticia” el hecho de que el Departamento de Defensa de EE.UU. no descarte ningún escenario para el cese de la "usurpación", como llaman a la pretensión de sacar del poder a Maduro, quien ganó la reelección en los comicios del 20 de mayo del pasado año con más del 67 por ciento de los votos.

El pasado 30 de abril fue apenas un pequeño grupo de militares los que se sumaron a la intentona golpista y otros denunciaron que fueron engañados al lugar donde, se suponía, ocurriría el alzamiento.

Entretanto, el presidente Donald Trump expresó su frustración "por los pocos avances" logrados con la estrategia para derrocar a Maduro, mediante el reconocimiento de una joven figura de la oposición como presidente en funciones, informó el diario The Washington Post.

El rotativo, que citó como fuentes a funcionarios del Gobierno y asesores de la Casa Blanca, que no identifica, aseguró que Trump está "insatisfecho" en concreto con la estrategia agresiva encabezada por su asesor de seguridad nacional, John Bolton.

Las propias fuentes alegan que el gobernante "se siente engañado sobre lo fácil que le habían planteado que sería reemplazar" a Maduro por Guaidó.