Ecuador abre otra vez las puertas al FMI

Vuelve el Fondo Monetario Internacional a Ecuador. Un acuerdo por 4.209 millones de dólares firmado con el Gobierno de Quito tiene vigencia prevista por tres años.

Lagarde-Moreno
Lagarde-Moreno

El ministro de Economía de Ecuador, Richard Martínez, informó este lunes del acuerdo al que llegó su país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 4.209 millones de dólares.

La presidenta del FMI, Christine Lagarde, ofreció un panorama casi idílico para los ecuatorianos con este acuerdo, que brindaría "asistencia" por los próximos tres años: modernización de la economía, creación de más empleos y aumento del gasto social.

En enero, Lagarde y el gobernante del país sudamericano sostuvieron un encuentro en Davos, Suiza, después del cual la directiva expresó: “Me complació mucho reunirme con el presidente Moreno de Ecuador (...). Tuvimos una conversación productiva y cordial y un útil intercambio de opiniones sobre las perspectivas de la economía mundial (...) Destaqué mi apoyo a los esfuerzos de reforma del presidente Moreno". 

El actual acuerdo, que contempla el desembolso inmediato de 652 millones de dólares, está destinado a apostar por "una economía más dinámica y proteger a los sectores económicamente más vulnerables", según declaró el gobierno.

Sin embargo, Ecuador tiene historia con el FMI antes de la llegada del gobierno de Alianza País en 2006; 10 años antes fueron los más fieles aliados de la institución financiera, que poseía influencia en las decisiones económicas allí. Una de las primeras medidas de Rafael Correa fue romper con el Fondo.