Procesos en su contra buscan inhabilitarlo en Ecuador, afirma expresidente Rafael Correa

El expresidente de Ecuador Rafael Correa afirmó que los procesos abiertos en su contra en este país sudamericano tienen como objetivo inhabilitarlo para siempre.

Expresidente de Ecuador  Rafael Correa.
Expresidente de Ecuador Rafael Correa.

Así reaccionó el exmandatario en Twitter, a propósito del anuncio de la Fiscalía General del Estado (FGE), sobre la apertura de una indagación judicial por peculado, relacionada con el caso de presunto secuestro de Fernando Balda, en Colombia, en 2012, donde permanecía prófugo tras ser condenado a dos años de cárcel en Ecuador.
"Ésta sería DÉCIMO QUINTA investigación fiscal (Âíni Al Capone!), y con ella me quieren inhabilitar de por vida, porque tienen terror de mi regreso al país. Pero no existe persecución política....¡es pura imaginación! Resistiremos y venceremos", escribió el exgobernante en su cuenta en la red social.
La reciente disposición de la FGE se suma al llamamiento a juicio, realizado el 7 de noviembre último, por plagio, en la misma investigación, solicitada por el propio Balda en calidad de acusador particular.
El peculado implica el uso incorrecto de fondos del estado, delito que de acuerdo a las leyes ecuatorianas no prescribe. 
Según añadió Correa: "Saben que el Caso Balda es una farsa, y tratan de legitimarlo".
Acerca del supuesto secuestrado, el exjefe de estado señaló en varias entrevistas que no fue diputado, como algunos medios de comunicación indican, sino un prófugo de la justicia con varios procesos pendientes, dedicado a actividades ilícitas en el país vecino.
A su vez aclaró a France 24 que una acción como el rapto, presuntamente ocurrido en agosto de 2012, era innecesaria, teniendo en cuenta que el Gobierno de Colombia lo deportó en octubre de ese mismo año y un proceso de deportación requiere de tiempo.
En cuanto a la alerta roja de Interpol, afirmó que esa instancia internacional desechó el pedido por considerarlo resultante de un problema político. Correa también ha advertido en las redes que las acciones de su parte se realizarán a nivel internacional.
Mientras exceden la decena las posibles investigaciones en su contra, aumentan las muestras de apoyo al exdignatario, dentro y fuera de esta nación andina.

La etapa comprendida entre los años 2007 y 2017, en la que Rafael Correa ocupó la presidencia del país, es calificada como una Década Ganada en Ecuador.