Hija de cantautor Víctor Jara exige celeridad en extradición a Chile de uno de los asesinos de su padre

A inicios de julio, un juez chileno condenó a ocho militares retirados a 15 años de prisión por el crimen, luego de una larga investigación, pero otro de los responsables del hecho, Pedro Barrientos, buscado por su relación con el asesinato de Jara, sigue libre y reside en territorio estadounidense

  • Amanda Jara, hija de asesinado cantautor chileno Víctor Jara/Reuters

Amanda Jara, hija del cantautor chileno Víctor Jara, exigió a las autoridades de su país que actúe más rápido para lograr la extradición desde Estados Unidos de uno de los responsables del asesinato de su padre en 1973, cuando se instauró la dictadura de Augusto Pinochet en la nación sudamericana.

“Entendemos que es un caso complicado. Pero debido a los años que pasaron, sentimos que el gobierno necesita comprometerse con energía, con abogados y recursos, para impulsar este pedido de extradición”, dijo Amanda.

Ella tenía ocho años cuando su padre fue detenido junto a estudiantes y otros simpatizantes de izquierda en un estadio tras el golpe militar contra el gobierno constitucional del presidente Salvador Allende.

A inicios de julio, un juez chileno condenó a ocho militares retirados a 15 años de prisión por el crimen, luego de una larga investigación, pero otro de los responsables del hecho, Pedro Barrientos, buscado por su relación con el asesinato de Jara, sigue libre y reside en territorio estadounidense

  • Víctor Jara fue asesinado en Chile en 1973, días después del golpe militar contra el gobierno constitucional de Salvador Allende

En una entrevista cerca de su casa en el pueblo pesquero chileno de Quintay, Amanda Jara, de 53 años, valoró el fallo como un “golpe a la impunidad”, pero criticó a los funcionarios chilenos por no hacer lo suficiente para perseguir al ahora teniente retirado.

Barrientos, quien en la actualidad tiene 69 años, fue declarado en 2016 responsable de la muerte de Jara en un tribunal civil federal de Florida, donde un exconscripto describió cómo presumió luego y mostró la pistola que usó para disparar y matar al cantante.

El pedido de extradición de Chile, que se hizo por primera vez en 2013, está en el limbo.