Tercera parte garante con derecho al veto en el nuevo Parlamento libanés quedó en manos de la Resistencia y sus aliados

El nuevo Parlamento se inclina a generar dos frentes: la primera que incluye una alianza compuesta por la Corriente Patriótica Libre y el Movimiento Futuro, y el segundo que incluye al Movimiento Amal, el Partido Socialista Progresista con sus aliados, y la Corriente Marada y las Fuerzas libanesas .. La votación por la Presidencia del Parlamento no será más que la primera pauta de esta división.

Resistencia libanesa y sus aliados consiguen mayoría en Parlamento.

Los medios nacionales se centraron hoy en analizar el nuevo Parlamento libanés y los centros de poder político que lo dominarán.

Hiam al-Qossaifi escribió en el diario Al Akhbarun artículo en el que expresa que Hizbulah se ha vuelto capaz junto a sus aliados, de formar un bloque parlamentario importante y esencial en la Asamblea, que se reflejaría de manera directa y fuerte en la formación del gobierno y en la distribución de sus carteras.

Se equivoca quien cree que la palabra de Hizbulah, junto a sus aliados, no tendrá un peso considerable en el gobierno, teniendo en cuenta que el partido de la Resistencia entrará firmemente a la vida política y económica del país por la puerta ancha, liberándose del peso de alianzas y entendimientos que hasta el último minuto estuvo tratándolos con delicadeza y desde una perspectiva especial.

Hizbulah logró salir del estancamiento del entendimiento y de su exclusividad tejiendo una amplia red de alianzas diversas que el Movimiento Patriótico Libre no parece haber entendido el tamaño de ese cambio, debido a que el Movimiento Patriótico Libre construyó su base principal en las elecciones, duplicando el número de sus rivales cristianos y musulmanes por igual.

Por su parte, Rosanna Bumunsif escribió en An Nahar que los medios occidentales trataron el tema de las ganancias logradas por Hizbullah en las elecciones parlamentarias como un indicador de una nueva etapa de control iraní sobre El Líbano, de manera que las grandes e influyentes capitales se preguntan hoy sobre cómo se debería tratar una serie de cuestiones relacionadas con El Líbano a pesar de que esos resultados de las elecciones se esperaban hace meses.

Unos días antes de la fecha de las elecciones parlamentarias, Marruecos anunció la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Irán por el supuesto papel de Hizbulah en apoyar al Frente Polisario. Marruecos aún no ha cortado sus relaciones diplomáticas con El Líbano por el impacto de dicha situación creada con Irán.

Ese comportamiento de Marruecos sugiere que algunos países ya comienzan a distinguir entre El Líbano como Estado y Hizbulah y no confunden entre ambos ni los consideran como una sola parte, tal como Israel intenta hacer a través de sus posiciones recientemente anunciadas.

Asimismo, y en el diario Al Joumhouria, Claire Shoukr señaló que se deben apuntar las primeras síntesis de los resultados del 6 mayo, que según Shourk son las siguientes:

La unidad fuerte de Hizbulah y el Movimiento Amal logró fortalecer su entorno popular para lograr ocupar todos los escaños chiítas del Parlamento, después que el nuevo diputado Mustafa Al-Husseini expresó su lealtad a Nabih Berri, presidente del Parlamento, después de ser elegido.

De esa manera ambas organizaciones de la Resistencia ya tiene junto a sus aliados, en su poder, la tercera parte con derecho al veto en el Parlamento, sin el apoyo de la Corriente Patriótica Libre. La tercera parte garante, (con derecho al veto) ya fue bautizada anteriormente por el Secretario general de Hizbulah, Sayyed Hassan Nasrallah, como la inmunidad política de la Resistencia.

Para ser más precisos, ya hay 44 diputados que siguen esta misma línea pro-Resistencia. Por lo tanto, ninguna decisión importante puede pasar por el Parlamento si Hizbulah y el Movimiento Amal la quieren vetar.

Los indicadores señalan que el nuevo Parlamento se inclina a generar dos frentes: la primera que incluye una alianza compuesta por la Corriente Patriótica Libre y el Movimiento Futuro, y el segundo que incluye al Movimiento Amal, el Partido Socialista Progresista con sus aliados, y la Corriente Marada y las Fuerzas libanesas .. La votación por la Presidencia del Parlamento no será más que la primera pauta de esta división.