Prisioneros palestinos en cárceles israelíes cumplen 40 días en huelga de hambre

"Los israelíes no están reaccionando de manera positiva", dijo el portavoz de la Comisión de Asuntos de los Prisioneros y Exprisioneros, Akram Ayasa, e indicó un reporte de Telesur, citando a la agencia EFE.

  • Madres palestinas demandan la liberación de sus hijos en huelga de hambre en cárceles israelíes. Foto: Tomada de Palestinalibre.org
Ayasa indicó que no hay vías de comunicación entre ambos, por lo cual no avizoran mejorías en las condiciones de los reclusos en huelga, que son hasta mil 600 según los datos de las autoridades palestinas.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) advirtió sobre el deterioro de la salud de los huelguistas ante los 40 días consecutivos sin ingerir alimentos.

"La situación es verdaderamente preocupante", dijo Ayasa y aseguró que un día antes 182 presos fueron trasladados a centros médicos para evaluar su salud.

La protesta exige una mejora de las condiciones de encierro, que pasa por ampliar el régimen de visitas de familiares y terminar con el aislamiento y las detenciones administrativas, que permiten a las autoridades israelíes detener sin cargos ni juicios por tiempo indefinido.

Entre otras demandas, los palestinos piden el cese de las torturas y el acceso a educación.

Hoy, además de la convocatoria de nuevas protestas, el Comité Nacional Palestino del movimiento Boicot, Sanciones y Desinversiones (BDS) a Israel expresó su apoyo a la huelga y lanzó una campaña para promover un "embargo militar a Israel", reclamando que los organismos internacionales "dejen de permitir el aparato militar y de seguridad israelí" y su desarrollo.

Por otro lado, el diario israelí Haaretz al referirse a la alimentación forzada de los presos palestinos en huelga de hambre, entre otros actos del régimen israelí, señaló que la ignorancia del régimen de Israel respecto a los presos palestinos en huelga de hambre y hacer caso omiso sus demandas, podría provocar otra Intifada.

Hasta el momento,  el régimen de Tel Aviv sigue evitando celebrar negociaciones con los presos palestinos para estudiar sus demandas,  y en su lugar trata de romper la huelga de hambre a través de alimentación forzada, entre otras medidas.

Al referirse a la situación crítica de algunos de los huelguistas de hambre, Haaretz advirtió que las manifestaciones y protestas en apoyo a presos palestinos intensificarán aun más si aumenta la preocupación sobre sus vidas.

Además aconsejó a las autoridades israelíes que eviten repetir los errores del pasado y advirtió que si uno o varios de los huelguistas de hambre mueren, los palestinos se levantarán contra este régimen.

Finalmente calificó de “normales” las peticiones de los presos palestinos y afirmó que estas demandas no vale la pena agravar la situación y provocar otra Intifada.