Golpistas piden ayuda a (Israel) para eliminar a la izquierda boliviana

“Los hemos invitado a ayudarnos. Están acostumbrados a tratar con terroristas. Saben cómo manejarlos”, declaró a Reuters el ministro del Interior del gobierno de facto de Bolivia, Arturo Murillo, aludiendo a los israelíes.

  • Arturo Murillo, ministro del Interior del gobierno de facto de Bolivia.

El ministro del Interior del gobierno de facto de Bolivia, Arturo Murillo, pidió apoyo al régimen israelí para combatir el “terrorismo” en el país suramericano.

“Los hemos invitado a ayudarnos. Están acostumbrados a tratar con terroristas. Saben cómo manejarlos”, declaró Murillo a la agencia de noticias británica Reuters, aludiendo a los israelíes.

Murillo indicó que la Policía boliviana investiga a “izquierdistas radicales” que, a juicio de las actuales autoridades de La Paz, buscan desestabilizar el gobierno de la autoproclamada presidenta boliviana, Jeanine Áñez.

En concreto, el titular acusó algunos elementos de izquierda presuntamente vinculados con la Administración del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y narcotraficantes de instigar los disturbios mortales en el país, tras la renuncia del presidente Evo Morales a la Presidencia Bolivia el pasado 10 de noviembre.

Morales fue reelegido en octubre para un cuarto mandato, pero, debido a una persecución contra sus simpatizantes y la falta de apoyo de la Policía y las Fuerza Militares, renunció y se asiló en México.

Tras el golpe de Estado contra Morales, el gobierno de Áñez ha dado un giro diametral a la política seguida durante casi 14 años por el líder indígena.

De modo que, el gobierno de facto boliviano fortalece la posición de la derecha religiosa, reanuda fuertes lazos con (Israel) y Estados Unidos, y expulsa a cientos de médicos cubanos y diplomáticos venezolanos.


Gobierno de Áñez crea grupo para reprimir las protestas

El martes, Murillo anunció la creación del Grupo Antiterrorismo (GAT), conformado por 70 efectivos policiales, cuya misión es “actuar con la mayor firmeza” contra terroristas financiados por Venezuela, señaló el ministro sin proporcionar evidencias.

Al respecto, Murillo comentó a Reuters que varios países habían ayudado a capacitar a GAT. Adelantó también que planea viajar a Estados Unidos para establecer “conexiones” para intercambiar información.

La presentación de esta estructura de choque tiene lugar en medio de denuncias de represión policial de las protestas en contra del gobierno de Añez e informes sobre violaciones de los derechos humanos en el país andino, tras la salida de Morales.


LE RECOMENDAMOS LEER

Bolivia: intentos de legitimar un golpe