Netanyahu: "Debemos detener a Irán, vamos a detener a Irán"

El primer ministro israelí agregó que Trump también nunca aceptará un Irán nuclear

"Si los defectos del acuerdo nuclear no se arreglan, se irán y restaurarán las sanciones", dijo Netanyahu.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se dirigió así a más de 18 mil asistentes al Comité de Asuntos Públicos de Israel, un día después de sostener conversaciones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Irán y Medio Oriente.

Netanyahu, quien fue recibido junto con su esposa Sara con ovaciones de pie, saludó a Trump con su postura sobre Irán, y dijo repetidamente "debemos detener a Irán, y vamos a detener a Irán" ante las atronadoras ovaciones de la multitud en AIPAC.

Dijo que "la oscuridad está descendiendo en nuestra región" y agregó que "Irán está construyendo un imperio agresivo". Señaló que Trump dejó en claro que él tampoco aceptará un Irán nuclear.

"Si los defectos del acuerdo nuclear no se arreglan, se irán y restaurarán las sanciones", dijo.

"Israel estará allí al lado de Estados Unidos, y también lo harán otros países de la región".

Agregó que aprecia los esfuerzos de la delegación de la administración Trump, incluido Jared Kushner, que trabaja en su plan de paz en Medio Oriente, pero dijo que el presidente palestino Mahmud Abbas debe dejar de apoyar el terrorismo antes de que pueda haber paz.

También agradeció a Trump su decisión de trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén. "Es especialmente grandioso estar en la capital de Estados Unidos ahora que Trump ha reconocido a Jerusalén como la capital de Israel".

Netanyahu dijo que el ejército israelí nunca ha sido más fuerte y agradeció a los presidentes estadounidenses, al Congreso y al AIPAC "por ayudar a lograr esto". Señaló que las agencias de inteligencia de Israel han frustrado docenas de grandes ataques terroristas en todo el mundo en docenas de países.

"Pero las buenas noticias no se limitan simplemente al fuerte ejército de Israel", dijo Netanyahu, y luego alabó la sólida economía de Israel.

Netanyahu criticó el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones, diciéndole a quien boicotee a Israel, "¡los boicotearemos!"