Fin del misterio del sarcófago negro hallado en Egipto

Al menos uno de los tres esqueletos hallados el 19 de julio dentro de un sarcófago negro de granito en la ciudad egipcia de Alejandría puede pertenecer a un guerrero, lo que acaba con las especulaciones de que se tratarían de los restos del legendario conquistador Alejandro Magno

El hallazgo acaba con las especulaciones de que se tratarían de los restos del legendario conquistador Alejandro Magno

Al menos uno de los tres esqueletos hallados el 19 de julio dentro de un sarcófago negro de granito en la ciudad egipcia de Alejandría puede pertenecer a un guerrero, lo que acaba con las especulaciones de que se tratarían de los restos del legendario conquistador Alejandro Magno.

Así lo confirmó el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades del país africano, Mustafa Waziri, en un comunicado.

Waziri indicó que el sepulcro de granito negro descubierto durante una inspección en una excavación realizada en un terreno privado en el barrio de Sidi Gaber, estaba lleno de aguas residuales.

Un especialista en el estudio de momias y esqueletos, Shaaban Abdelmoneim, citado por el ministerio, indicó que los primeros exámenes de los huesos revelan que probablemente fueran  “tres oficiales militares o guerreros”.

También corroboraron la hipótesis de que uno de los cráneos fue dañado con un arma blanca, posiblemente en una batalla.

Los otros dos cráneos no presentan este tipo de impacto, aunque los restos estaban afectados significativamente por el agua que había en el interior del sarcófago, y podrían pertenecer también a guerreros o familiares del soldado. Ahora los investigadores tienen previsto usar las últimas tecnologías para restaurar la apariencia física de las personas a las que corresponden los restos encontrados en el sarcófago.

Waziri dijo que muchos pensaron que el sarcófago estuvo cerrado más de dos milenios por encerrar alguna maldición.

Alejandro III de Macedonia (Pela, Grecia, 20 o 21 de julio de 356 a. C.​-Babilonia, 10 o 13 de junio de 323 a. C.), más conocido como Alejandro Magno o Alejandro el Grande, fue el rey de Macedonia desde 336 a. C. hasta su muerte.