Sostendrán reunión presidente electo de México y Mike Pompeo

Abordarán, entre otros asuntos, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), así como el tema migratorio y de seguridad

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, y el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunirá este viernes con el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, para abordar, entre otros asuntos, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), así como el tema migratorio y de seguridad.

López Obrador, quien obtuvo un aplastante triunfo el pasado 1 de julio como candidato de la coalición de izquierda Juntos Haremos Historia, recordó en conferencia de prensa que recibió una llamada del mandatario estadounidense, Donald Trump, quien aceptó que se reuniera con el secretario de Estado.

“Pensamos que la mejor manera de enfrentar el fenómeno migratorio y los problemas de inseguridad, la mejor manera de resolver estos asuntos pasa por impulsar el desarrollo de México, el que haya trabajo, haya bienestar en nuestro país”, indicó.

Agregó que se tiene que incluir el desarrollo, el bienestar de los países y de los pueblos de Centroamérica, se tienen que atender las causas que provocan la migración, se tiene que ver que la migración sea opcional, no por necesidad o por falta de oportunidades de trabajo y menos por inseguridad y pobreza.

Reconoció que hay muchas posibilidades de que haya un acuerdo para el desarrollo, la creación de empleos y el bienestar, eso es lo que más le importa y en lo que más insistirá.

Sostuvo que está a favor que se mantenga el Tratado de Libre Comercio, será observador en este tiempo, reconoció lo que hizo el grupo negociador, y dijo que apoyará que se logre “un buen acuerdo, un buen tratado”.

El próximo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, comentó que en la conversación se hará la propuesta de lo que considera el próximo presidente de México para iniciar una nueva etapa entre relaciones de México y Estados Unidos.