Pierden la vida 66 personas por explosión de un oleoducto en México

Las autoridades mexicanas informaron además, que el desastre provocó 76 heridos. La explosión ocurrió este viernes en el estado de Hidalgo, en el centro del país.

Expertos forenses intentaban separar y contar las pilas de cadáveres quemados en el centro de México. (Reuters)

Expertos forenses intentaban separar y contar las pilas de cadáveres quemados en el centro de México, donde una enorme bola de fuego envolvió a decenas de personas que recolectaban gasolina de un ducto perforado por ladrones y mató al menos a 66 de ellas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que las imágenes de la gente con cubetas, bidones y otros recipientes para extraer gasolina hablan de que este es un asunto que "desgraciadamente se extendió a toda la zona petrolera", pues "donde pasan ductos hay estas prácticas".

Aunque duela mucho -advirtió el mandatario- tenemos que seguir con el plan de acabar con el robo de combustible y no vamos a detenernos, vamos a erradicar el 'huachicoleo', como llaman en ese país a tal delito.

La fuga fue provocada por una perforación clandestina al ducto en las inmediaciones del pequeño pueblo de Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo, a unos 100 kilómetros al norte de la Ciudad de México, informó la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

El gobernador local, Omar Fayad, extendió sus condolencias a los familiares de las víctimas y recordó que el delito asociado de vandalismo contra este tipo de instalaciones estatales es penalizado con entre 20 y 30 años de cárcel.

La tragedia ocurrió apenas tres semanas después de que López Obrador lanzara una ofensiva contra las bandas de ladrones de combustible que perforaron tomas peligrosas e ilegales a las tuberías unas 12 mil 581 veces en los primeros 10 meses de 2018, un promedio de 42 por día.