Biblia de 400 años robada en Estados Unidos aparece en museo neerlandés

Robada hace dos décadas y con 400 años de antigüedad, una Biblia ha sido recuperada en un museo neerlandés, según informó The New York Times.

Las autoridades creen fue robada por la persona a cargo de la colección.

El volumen - que fuera sustraído de la Biblioteca Carnegie, en la ciudad estadounidense de Pittsburgh-, estaba entre cientos de libros raros, mapas y otros artículos, con un valor aproximado de ocho millones de dólares en total.

Las autoridades creen fueron robados por la persona a cargo de la colección durante la década del 90 del pasado siglo.

De acuerdo con el periódico, los fiscales del caso dijeron que el archivista, Gregory Priore, vendió las obras a un destacado comerciante de libros, John Schulman, cuya tienda estaba a una cuadra de distancia.

Los dos hombres están en espera de juicio, tras ser acusados el año pasado con numerosos cargos de robo y conspiración.

Oficiales del Buró Federal de Investigaciones dieron a conocer que entregaron el volumen a la oficina del fiscal de distrito del condado de Allegheny, Stephen Zappala.

Esta Biblia es más que una pieza de evidencia en un caso, es un artefacto de importancia invaluable para personas de muchas religiones, expresó Zappala esta semana en una conferencia de prensa.


La rara Biblia de Ginebra, que data de 1615, fue descubierta en los Países Bajos en posesión de Jeremy Dupertuis Bangs.

La rara Biblia de Ginebra, que data de 1615, fue descubierta en los Países Bajos en posesión de Jeremy Dupertuis Bangs, el director del Museo de los Peregrinos Estadounidenses en Leiden, quien había adquirido el libro para la institución.

Bangs explicó a la televisora CNN que compró la obra a quien creía que era un 'comerciante de renombre de libros antiguos'.

Durante los últimos años, el director del museo ubicado a unos 70 kilómetros de Amsterdam adquirió libros pertenecientes a personas que vivían en la colonia norteamericana de Plymouth desde 1620 hasta 1691.

Su intención era contar con esa colección para una muestra dedicada a celebrar el 400 aniversario del desembarco del Mayflower, que en 1620 transportó a los llamados peregrinos desde Inglaterra hasta un punto de la costa este de América del Norte.