Reuniones de cancilleres de los Estados miembros de la ASEAN continúan en Singapur

Las reuniones de ministros de Relaciones Exteriores de la ASEAN en su 51ª edición continúan en Singapur en un esfuerzo por lograr la unidad entre los países de ese bloque, para evitar las consecuencias de las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y sus socios comerciales.

Reuniones de cancilleres de los Estados miembros de la ASEAN en Singapur.

Las reuniones de ministros de Relaciones Exteriores de la ASEAN en su 51ª edición continúan en Singapur en un esfuerzo por lograr la unidad entre los países de ese bloque, para evitar las consecuencias de las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y sus socios comerciales.

La guerra comercial y la seguridad electrónica son los temas principales discutidos por los ministros de Asuntos Exteriores de la ASEAN.

El Secretario de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo, ha comprometido unos $ 300 millones en nuevos fondos de seguridad para los países del sudeste asiático.

Pompeo dijo que la nueva asistencia de seguridad "mejorará la seguridad marítima, el desarrollo de la asistencia humanitaria, las posibilidades de mantenimiento de la paz y la lucha contra las amenazas transfronterizas".

Estados Unidos dijo la semana pasada que invertiría $ 113 millones en iniciativas de tecnología, energía e infraestructura en países emergentes de Asia, mientras que Pompeo lo describió como "un impulso inicial en una nueva era de compromiso económico de Estados Unidos en la región".

Corea del Sur ha propuesto una cumbre especial con miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) el próximo año.

El ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-hwa, hizo la presentación en una reunión anual con sus homólogos de los 10 países de Singapur en vísperas del Foro Regional de la ASEAN, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El funcionario dijo que sería una oportunidad para promover "la construcción de una nueva era" para una cooperación real entre las dos partes.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, pidió un mecanismo para llevar la paz y el desarme desde la Península coreana, con la esperanza de que Washington y Pyongyang mantengan contacto.

Wang Yi señaló que ningún país, incluidos los Estados Unidos y Corea del Norte y del Sur, está dispuesto a repetir una acción militar en la Península Coreana, por lo que es hora de declarar solemnemente el final de la guerra oficialmente.

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo que el papel de China fue "fundamental" para rescatar el acuerdo nuclear después que Estados Unidos se retiró de él.

Las declaraciones de Zarif se produjeron durante una reunión con su homólogo chino, Wang Yi, al margen de las reuniones.

Zarif negó anteriormente cualquier intención de reunirse con su homólogo estadounidense Mike Pompeo en la cumbre.

Zarif dijo: "Los estadounidenses deberían hablar sobre la base del respeto y saber que la presión y el diálogo son dos elementos que no se combinan, y tienen que elegir uno de estos elementos".