Aves migratorias amenazadas por pérdida de humedales en las Américas

El cambio de uso de suelo para desarrollos urbanos, turísticos, ganaderos o agrícolas están eliminando los humedales además de las zonas de descanso de las aves.

Aves amenazadas por pérdida de humedales

Los cambios en el hábitat y la pérdida de humedales son algunos de los factores principales para la migración de aves en las Américas, advirtió un experto de ONU Medio Ambiente.

“En Mesoamérica cambia el uso de suelo, con ello se pierden humedales y hábitats sensibles en donde llegan estas aves migratorias durante otoño y primavera”, explicó Alberto Pacheco, coordinador regional de Biodiversidad y Ecosistemas de Naciones Unidas.

El cambio de uso de suelo para desarrollos urbanos, turísticos, ganaderos o agrícolas están eliminando los humedales además de las zonas de descanso de las aves y esto “ya está teniendo un impacto”, insistió el funcionario del organismo, con sede en Panamá.

Argumentó que los corredores de la zona del Pacífico, Centroamérica y del Caribe, ligados con el del Atlántico, “son importantes porque cada uno tiene especies de aves específicas que migran a través de ellos”.

Además, destacó como ejemplo la región selvática del Darién, en Panamá, frontera con Colombia, considerada una de las zonas más lluviosas del planeta y a la que llegan a reposar las aves y sirve como punto de conexión de las migraciones del norte con las del sur.

“La pérdida excesiva de manglares y el cambio climático está teniendo un gran impacto sobre Mesoamérica particularmente en el Corredor Seco” afectando su característica ecosistema, indicó Pacheco.

El llamado Corredor Seco, mayormente la región que comprende Guatemala, Honduras y el Salvador, vive una de las sequías más graves de los últimos 10 años, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Otra importante amenaza la constituye “el comercio ilícito de aves en todo Latinoamérica, aves amazónicas destinadas para el mercado asiático”, precisó sobre algunas de las causas que se observan con bastante preocupación.

La Convención de Especies Migratorias (CMS por sus siglas en inglés) designó en su reunión de 2017 en Filipinas un plan de acción para la conservación de las rutas migratorias identificando zonas de importancia biológica en todo el mundo.

“Nos interesa la ruta del Pacífico, América Central y la del Atlántico”, agregó Pacheco, porque las aves que migran alrededor de esos corredores se clasifican en cantoras, playeras, acuáticas y rapaces.