Al Assad: Siria ha pagado un precio muy alto para preservar la patria y su independencia

El mandatario sirio consideró que la labor del Consejo Mundial de la Paz y la Federación Internacional de la Juventud Democrática puede contribuir a la creación de un mundo con más seguridad y justicia para las próximas generaciones.

El presidente sirio, Bashar Al Assad, durante su encuentro con el Consejo Mundial de la Paz y la Federación Internacional de la Juventud Democrática.

El presidente sirio, Bashar Al Assad, departió con los participantes en las reuniones del Consejo Mundial de la Paz y la Federación Internacional de la Juventud Democrática, y les agradeció las muestras de solidaridad.

Según el reporte de Prensa Latina, el mandatario sirio consideró que la labor de las dos organizaciones puede contribuir a la creación de un mundo con más seguridad y justicia para las próximas generaciones.

Subrayó que la importancia de las labores que realizan radica en el apego de los principios a la hora de defender la verdad y la paz ante las políticas apoyadas en la mentira y el engaño a los pueblos.

Defender los principios tiene precio y nosotros en Siria hemos pagado un precio muy alto para poder preservar nuestra patria y la independencia de nuestra decisión, destacó.

Por su parte, la presidenta del Consejo Mundial de la Paz, María do Socorro Gomes, denunció los crímenes cometidos por el imperialismo mundial contra el pueblo sirio, y reiteró la determinación de desenmascarar la realidad de la guerra terrorista.

A su vez, el presidente de la Federación Mundial de la Juventud Democrática, Iakos Tofari, hizo hincapié en que la celebración de las sesiones del Comité Ejecutivo en Damasco son un claro mensaje de solidaridad con el pueblo sirio y con su capacidad de reconstruir a su patria.

El Consejo Mundial de la Paz y la Federación Mundial de la Juventud celebraron las sesiones de su Comité Ejecutivo entre el 27 y el 29 del mes en curso en coordinación con la Federación Nacional de los Estudiantes Sirios y con la participación de delegados de 40 países.