Al-Assad: Siria está abierta a construir buenas relaciones entre los pueblos

El presidente sirio dijo a la delegación polaca de visita en Damasco que uno de los mayores errores en que algunos países europeos cayeron fue separarse de la realidad, ya que el conocimiento de cualquier gobierno o el manejo certero de los asuntos, es el paso más importante en el camino hacia la construcción de una política realista correcta para ayudar a tomar posiciones que sirvan a los intereses de su gente y contribuyan a su protección.

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, se reunió con la delegación parlamentaria polaca de visita en Damasco.

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, ofreció a la delegación polaca que visita Damasco, pormenores de la guerra afrontada por el pueblo sirio durante más de siete años, y cuyas herramientas variaron entre el terrorismo, la agresión directa, las sanciones económicas, los intentos de intervenir en sus asuntos internos, el aislamiento y el asedio.

Por su parte, delegación polaca encabezada por el diputado al Parlamento, Pavel Skutitsky, afirmó que esa guerra y los logros alcanzados por Siria contra las organizaciones terroristas, contribuyó a la neutralización del terrorismo, que podría haber sido expandido a los países vecinos y luego a Europa.

Asimismo, expresaron la esperanza de que el estado sirio pueda eliminar completamente el terrorismo y recuperar el control sobre todo el territorio sirio.

Los miembros de la delegación también señalaron que el objeto principal de la visita es examinar los últimos desarrollos sobre el terreno en Siria.

Al respecto, Al-Assad señaló que uno de los mayores errores en que algunos países europeos cayeron fue separarse de la realidad, ya que el conocimiento de cualquier gobierno o el manejo certero de los asuntos, es el paso más importante en el camino hacia la construcción de una política realista correcta para ayudar a tomar posiciones que sirvan a los intereses de su gente y contribuyan a su protección.

Los diputados polacos examinaron durante el encuentro los resultados de sus reuniones en Damasco y las iniciativas que trae la delegación, entre ellas establecer un comité parlamentario polaco-sirio para fortalecer las relaciones entre ambas partes, y promover un intercambio cultural que sirva a los dos pueblos.

Al-Assad agradeció esas propuestas, y confirmó que Damasco está abierta a todos los esfuerzos que ayuden a construir buenas relaciones entre los pueblos.