Irán y Siria firman 11 acuerdos estratégicos

El presidente sirio, Bashar al-Assad, discute con el primer vicepresidente de la República Islámica de Irán, Ishaq Jahangiri, los resultados de las reuniones del Alto Comité Conjunto Sirio-Iraní. Las partes subrayan la necesidad de un monitoreo y una implementación continuos de los acuerdos tan pronto como sea posible en el campo económico estratégico a largo plazo.

Al Assad y Jhangiri destacaron la necesidad de un seguimiento continuo para implementar los acuerdos y activarlos lo antes posible.

El presidente sirio, Bashar al-Assad, discute con el primer vicepresidente de la República Islámica de Irán, Ishaq Jahangiri, los resultados de las reuniones del Alto Comité Conjunto Sirio-Iraní.

Las partes subrayan la necesidad de un monitoreo y una implementación continuos de los acuerdos tan pronto como sea posible en el campo económico estratégico a largo plazo.

Estas reuniones dieron lugar a la firma de 11 acuerdos, incluido el de cooperación económica estratégica a largo plazo.

Al-Assad y Jhangiri expresaron su satisfacción por lo alcanzado y destacaron la necesidad de un seguimiento continuo de la implementación de estos acuerdos y de activarlos lo antes posible.

El presidente sirio enfatizó que estos acuerdos y proyectos de cooperación alcanzaron una dimensión estratégica y constituyen una base económica sólida que contribuiría a fortalecer la firmeza de Siria e Irán ante la guerra económica emprendida por algunos países occidentales.

Por su parte, Jahangiri dijo que la visita de la delegación iraní y la celebración de reuniones del comité conjunto en este momento conlleva un mensaje para el pueblo sirio y la comunidad internacional.

Al mismo tiempo, reiteró que Irán, que apoyó a Siria en su guerra contra el terrorismo, también estará en la fase de reconstrucción.

En este contexto, enfatizó que Siria había sido la primera línea en la guerra contra el terrorismo y que los éxitos logrados en esa área habían contribuido a evitar que este se extendiera a otros países, aunque algunas naciones occidentales se negraron a reconocerlo.