Al-Assad derrotó a los terroristas y recuperará el control de todo el territorio sirio, admite jefe de Inteligencia de EE.UU.

El director de Inteligencia nacional de Estados Unidos, Dan Coats, considera que las autoridades sirias “realizarán esfuerzos para evitar conflictos con Israel y Turquía”.

El director de Inteligencia nacional de Estados Unidos, Dan Coats.

El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dan Coats, afirmó que el presidente sirio, Bashar al Assad, recuperará la parte del país bajo el control de la oposición en 2019, mientras evita una confrontación con (Israel) y Turquía.

Durante la sesión ante el Comité de Inteligencia del Senado del Congreso de EE.UU., Coats dijo en un discurso sobre “Evaluación de las amenazas en el mundo”, que las fuerzas del presidente sirio “han derrotado en gran parte a la oposición y ahora están tratando de recuperar el control sobre todo el territorio del estado”.

A su juicio, las autoridades sirias intentarán restaurar el territorio actualmente bajo el control de la oposición en la provincia de Idleb y el este del terrirorio nacional, y dirigirán su foco hacia la “reconstrucción de las áreas bajo su control en paralelo con el fortalecimiento de los contactos diplomáticos” con otros países.

Coats considera que las autoridades sirias “realizarán esfuerzos para evitar conflictos con (Israel) y Turquía”.

Señaló que los grupos de la oposición, que dependen del apoyo continuo de Turquía, probablemente no podrán contrarrestar las operaciones militares del Ejército sirio para recuperar el control de la provincia de Idleb, pero es posible –añadió– que les queden recursos suficientes para lanzar insurgencias menores en los próximos años”.

También expresó que el Ejército sirio probablemente se concentrará más en restaurar el control de las áreas actualmente bajo control kurdo.

De acuerdo con Coats, Damasco intentará aprovechar cualquier vacío en el sector de la seguridad y la presión a los kurdos por parte de Turquía para hacer que estos concluyan un acuerdo ventajoso con Damasco simultáneamente, con el objetivo de reducir la presencia turca en esa nación  y su influencia allí con vistas a la recuperación de los territorios donde mantienen presencia.

Explicó que Al-Assad no centrará su atención en un futuro cercano en la limpieza de áreas remotas con algunos restos de Daesh si no representan una amenaza directa para la infraestructura militar, económica o de transporte.

Asimismo, enfatizó que Rusia e Irán intentarán fortalecer sus posiciones en Siria. “Estos dos países buscarán asegurar sus derechos a los acuerdos de posguerra para reconstruir la infraestructura y la industria destruidas en Siria a cambio de un apoyo militar y económico permanente".