La gran feria del parque Tichrin de Damasco y el Café ''Sucette"

A lo largo del mes de julio, las 33 hectáreas verdes del parque Tichrin vibran a los pasos de los visitantes, en Damasco, esta ciudad cuyo corazón nunca dejó de latir.

Las 33 hectáreas verdes del parque Tichrin vibran a los pasos de los visitantes, en Damasco.

Con el apoyo y la financiación de la Cámara de Comercio, del Ministerio del Turismo, de Comercio Interior y de la Protección del Consumidor, este evento pudo nacer: "Sham nos reúne", agrupa a todos los ciudadanos del país, porque Sham es la madre que reúne en su alrededor a todos sus hijos.

Este evento es una mezcla de lo social, deportivo, económico y lúdico. Tras 7 años de miedo, estrés y de malestar, quiere crear ahora un ambiente de fiesta y un espíritu de alegría. Sin pensar  en los beneficios.

Con sólo 200 libras, menos de 1 dólar, y gratis para los menores de 12 años y las familias desfavorecidas, el visitante tiene acceso a todo.

Como lo cuenta uno de sus organizadores, Dr. Amer Kharbutli : "La idea fue inspirada de acontecimientos socio-culturales europeos pero adaptada a nuestra sociedad, a nuestra necesidad. Queríamos elegir un lugar público y montar un festival para todos los gustos con personas  voluntarias. Su objetivo principal es que toda la gente, de cualquier nivel social, sea comprometida en estas actividades. Todo está al alcance de la mano, así, si en general, uno nunca piensa en visitar una galería, ir al zoo, asistir a un espectáculo de derviche, ver a un artista pintando, o a un deportista haciendo gimnasia o boxeo, aquí todo eso es posible".

Repartido en 25 "pueblos", cada espacio  valoriza algo del patrimonio nacional.

Por aquí la artesanía con más de 34 oficios, como el mosaico, el vidrio soplado, los manteles agabani, mantones  de seda, chaquetas de cuero, cerámica, o cobre con toda su variedad, productos que los artesanos nunca dejaron de producir durante la guerra porque querían siempre encontrar nuevos mercados. "La artesanía siria es muy famosa en la región, y sus precios se quedan muy competitivos, lo que favorece la venta",  añade Amal Haffar, una artesana que trabaja el croché desde años.   

Por allí, La calle de las comidas con bocadillos y aperitivos tradicionales. Más lejos, un escenario para espectáculos musicales propuestos por puros aficionados para crear un ambiente de alegría.

La Media Luna Roja está presente también con voluntarios para presentar sus servicios al público, incluyendo los primeros  auxilios.

Feria de las flores ocupa también un lugar importante es este evento: es la feria internacional de las flores en su 39 edición para presentar los productos florales, las plantas y su material.

Más a la derecha, el  visitante encuentra  el  cine en el aire libre, este arte que da una nueva manera de ver la vida. Y como el precio de las entradas de cine hoy es inalcanzable, el festival  le ofrece presentaciones gratuitas de las películas más recientes del cine sirio, y  además está en el aire libre, lo que  da un aspecto más agradable al evento.

Un verdadero éxito coronado con la presencia de "Café Sucette"

El único café en el mundo árabe cuyos camareros son minusválidos o lisiados.

Un proyecto presentado por la asociación Juzur para mostrar hasta qué punto la sociedad siria es un conjunto único, una entidad única con todas sus diferencias y similitudes, sociales, intelectuales y mentales. Así en este café, los minusválidos trabajan, toman el pedido y lo sirven de manera autónoma,  y los ciegos y discapacitados tocan música y animan las noches damascenas. Este evento hace nacer una cierta compasión, amor y amistad que nunca existían antes. Una nueva imagen nació para con esta gente inocente, generosa, de alma pura y corazón de oro.


Galería