Bachelet presenta reforma constitucional antes de dejar el cargo

El proyecto de reforma a la Carta Magna atiende los derechos civiles y sociales exigidos por los chilenos, afirma Bachelet.

Bachelet: "Es una propuesta que respeta nuestra tradición constitucional y sigue la senda de dos siglos de construcción de la patria".

El proyecto de ley de reforma constitucional de Chile fue presentado y firmado por la presidenta Michelle Bachelet, cuando faltan cinco días para finazalizar su Gobierno.

En entrevista para TeleSUR, el sociólogo chileno Juan Francisco Coloane explicó que si la mandataria presentaba la reforma al principio de su mandato se le paraliza el gobierno, por ello lo hace cuando está a punto de entregar el cargo a Sebastián Piñera.

El experto advirtió que dentro de las agrupaciones políticas que llevaron a Bachelet a su segundo mandato existen sectores de derecha pinochetistas que se oponen a un cambio a la Constitución. Por ello cualquier acción de la presidenta para reformar la Carta Magna podría haber llevado a una crisis institucional.

Bachelet, al momento de firmar el proyecto, dijo que el mismo es el resultado del proceso constituyente "participativo", impulsado durante su Gobierno. "Es una propuesta que respeta nuestra tradición constitucional y sigue la senda de dos siglos de construcción de la patria”, aseveró.

Asimismo, sostuvo que se "propone un nuevo marco para la interpretación del texto constitucional, sobre la base del establecimiento de un Estado de Derecho democrático y social, en el cual el Estado está al servicio de las personas y su finalidad es el bien común".

"Estoy segura que nuestros parlamentarios van a tener la sabiduría de coronar este proceso histórico con un debate elevado, respetuoso de la voluntad popular", afirmó la mandataria chilena.

Propuesta de la reforma constitucional

Durante la presentación de la propuesta de la reforma constitucional, Michelle Bachelet explicó los puntos que conformar el texto. Enfatizó como principal objetivo eliminar la "desprotección de derechos" en que vive "la enorme mayoría" de los chilenos.

El proyecto establece la inviolabilidad de la dignidad humana y el respeto y protección de los derechos humanos. Por ello, busca corregir la omisión sobre estos puntos que existe en la actual Constitución.

La propuesta tmbién "establece los derechos de los niños, las niñas y de los adolescentes; el derecho a la personalidad, a la participación, a la información, a la vivienda, al trabajo, o a la gratuidad en la educación".

Además, buscará ampliar el derecho al debido proceso, a la huelga, al ejercicio política, sin dejar afuera lo concerniente a la igualdad entre hombres y mujeres en materia salarial.

Otro tema que se aborda es la "deuda histórica" del Estado chileno hacia los pueblos originarios.

Otro de los cambios que busca introducir la propuesta de Carta Magna es garantizar la iniciativa ciudadana de ley, la que podrá ser impulsada por un 5 por ciento de los ciudadanos con derecho al voto.