Al-Abadi: La quema de urnas fue intencional y no permitiremos que lleven al país a lo desconocido

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, considera que el incendio de las urnas en uno de los almacenes de la Comisión Electoral "fue intencional" y advierte del peligro de despliego de armas fuera del ámbito del Estado. Confirma que no hay acuerdo con el lado turco en las operaciones militares dentro del territorio iraquí.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, dijo que el incendió que quemó las urnas en un depósito de la Alta Comisión Electoral en Bagdad fue deliberado, y subrayó que hubo esfuerzos organizados para llevar al país a lo desconocido. "El gobierno no permitiría eso", aseveró.

En un discurso el martes, Al-Abadi señaló que la reelección necesitaba una orden judicial y que "el Gobierno y el Parlamento no tienen poder para cancelar por completo los resultados de las elecciones".

Abadi anunció la formación de un comité para recibir las quejas de los ciudadanos sobre "los que causaron la interrupción del proceso electoral" y enfatizó que "un proceso electoral sólido es la manera de construir el Estado".

Asimismo, alertó sobre el peligro del despliegue de armas fuera del marco del Estado.

También dijo no hay acuerdo con la parte turca sobre las operaciones militares dentro del territorio iraquí.

Un miembro de la alianza electoral "Fatah", Ahmed Kanani, confirmó que lo que sucede después de las elecciones legislativas es que se "quiere arrastrar al país al caos".

En entrevista con Al Mayadeen, subrayó que solo el tribunal federal decide si volver a convocar las elecciones o no.

En ese contexto, el jefe del Comité de Seguridad y Defensa en el parlamento iraquí, Al-Zamili, acusó a los partidos influyentes de tratar de ocultar el delito de quemar las urnas.

Al conversar con Al Mayadeen, Al-Zamili negó que el movimiento sadrista se alejara del eje de la resistencia, e hizo hincapié en que las coaliciones Al-Fath y Al-Hikma eran las más cercanas al movimiento sadrista para cualquier coalición gubernamental.