Elimina los callos de tus manos con estos remedios caseros

Los callos son el resultado de un mecanismo de defensa de la piel para protegerse del roce constante y la fricción, es común verlos en los pies también.

Con bicarbonato de sodio y agua puedes decirle adiós a los callos

En ocasiones pueden aparecer callos en nuestras manos debido a la realización de algunas tareas del hogar, tocar un instrumento o hacer ejercicios sin una protección adecuada.

Esto resulta incómodo e incluso vergonzoso para muchas personas, pues puede parecer falta de cuidado personal.

Existen algunos tratamientos profesionales que acaban con este problema, como es la remoción del exceso de piel con un bisturí, sin embargo esto solo puede realizarlo un especialista.

Algunos remedios caseros que eliminarán esas protuberancias antiestéticas y humectarán la piel de tus manos son:

► Bicarbonato de sodio y agua

Mezcla 3 cucharadas de bicarbonato de sodio con una cucharada de agua, aplica sobre los callos de las manos con movimientos circulares, deja actuar 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

► Limón y aspirina

Tritura 5 aspirinas hasta conseguir un polvo, vierte en un molde, agrega 1 cucharada de jugo de limón, 1/4 de cucharada de agua y revuelve. Aplica sobre los callos de las manos, deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia.

Para los remedios caseros, puedes aplicarlos una vez al día por el tiempo que sea necesario, hasta que los callos de las manos desaparezcan.