Hallan científicos rusos nuevos genes asociados con el alcoholismo

Sus investigadores recopilaron y analizaron el genoma de mil 780 hombres y mujeres rusos mayores de 20 años y los dividieron en cuatro grupos según la frecuencia con la que consumían alcohol: abstemios, aquellos que beben una vez al mes, una vez a la semana y a diario.

Imagen ilustrativa

El centro médico ruso Genotek, en cooperación con el Instituto de Genética General de la Academia de Ciencias de Rusia, llevó a cabo un estudio destinado a buscar variaciones de genes asociadas con el alcoholismo.

Sus investigadores recopilaron y analizaron el genoma de mil 780 hombres y mujeres rusos mayores de 20 años y los dividieron en cuatro grupos según la frecuencia con la que consumían alcohol: abstemios, aquellos que beben una vez al mes, una vez a la semana y a diario.

 

Al comparar los conjuntos de varios miles de pequeñas mutaciones en el ADN de los cuatro grupos, los genetistas identificaron varios genes asociados con una tendencia a padecer alcoholismo, incluyendo algunos que no habían sido descubiertos previamente en estudios realizados en otros países.

Las formas más graves de dependencia del alcohol se vincularon con las mutaciones presentes en el gen PDRM2, que controla el desarrollo de las células cerebrales. Problemas similares surgen en los portadores de ciertas versiones del gen KLB, que es responsable de la reacción del sistema nervioso a los alimentos azucarados.

Asimismo, variaciones específicas en los genes DLGAP1 y ANTXR1 estaban notablemente más presentes en los participantes que bebían alcohol diariamente.